¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Desatando el Pasado

Si poseemos algún tipo de ancla o atadura con historias pasadas, es momento de soltarlas para poder evolucionar. Conoce las maneras para seguir adelante en el siguiente artículo y formar una mejor versión propia.

Publicidad


"Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría." 2 Corintios 9:7

Si en algún momento a lo largo de tu vida te has atado al pasado, seguramente sepas que necesitarás mucho trabajo para recomponer el camino de luz en tu presente y seguir hacia el futuro.

Una evolución del corazón junto al Espíritu Santo te ayudará a valorizar tus aprendizajes posteriores dándole lugar a lo que se presente en un horizonte cercano.

Si realmente necesita soltar el ancla del pasado para poder avanzar en tu equilibrio espiritual, es el momento de entregarnos 100% al Padre Celestial, estar más en línea con nuestros pensamientos y decisiones para alcanzar las bendiciones del Señor.

Publicidad


"Pero ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que podamos darte estas ofrendas voluntarias? En verdad, tú eres el dueño de todo, y lo que te hemos dado, de ti lo hemos recibido." 1 Crónicas 29:14

Deberás reflexionar bien sobre lo que deseas para tí al momento de planificar un futuro diferente. Cuál es tu ideal y qué clase de relación deseas construir con el Padre Celestial.

Si el malestar te agobia en el presente y te sientes con ataduras en tu pasado, debes ser responsable para admitir que necesitas ayuda, y ver qué es lo que puedes cambiar, o abandonar de ese lazo con tu historia pasada.

No debemos olvidar todo lo vivido y lo que aconteció en nuestros días. Simplemente debemos tomar cada paso dado, nutrirlo de Fe, de esperanza y enfocar cada bendición recibida por parte de Dios hacia un futuro próspero repleto de amor y respeto por la Gloria del Padre Celestial.

Publicidad


"El Señor dice: «Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti.»" Salmo 32:8

Debes intentar vivir sin angustia por lo vivido. Debes aprender a tranquilizarse en los momentos más complicados, sabiendo que el Señor te acompañará siempre y te guiará en su destino de paz.

Para ello es necesario que en el presente rompas las cadenas de la preocupación pasada, y destronar otras cadenas que te aten a tu vieja versión. Las malas decisiones que has tomado, que a modo de eslabones de acero te atan a situaciones de dependencia actual, deben ser erradicadas.

Revisa tus errores para no volver a cometerlos. Dios te ayudará a avanzar con cautela en tu presente, bendiciendo toda acción que realizas hacia la prosperidad de tu futuro.


"Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes." Filipenses 4:9

Si te has sentido con sentimientos de agobio por decisiones y situaciones que no manejaste o no supiste llevar adelante en el pasado, debes intentar superar y dejar de lado todo lo negativo que se generó. Esto debe quedar en ese lugar, atrás y sin influenciarte en tu presente. 

Quizás te sientas mal en este presente, con peso, con algunos vínculos con ciertas  personas o relaciones que no te traen ningún bienestar a tu vida.

Tienes la capacidad de resolver tu actualidad tomando la decisión de sumarte íntegramente al camino del Espíritu Santo. 

La insatisfacción que sientes hoy puede revertirse, siempre hay posibilidades de romper con lo que parece inamovible en nuestras vidas, cuando es un sentimiento que produce nuestra mente.

Lucha contra las definiciones fijas que hay en tu mente y en tu corazón. Suma esperanza, amor y respeto por el Espíritu Santo, alínea tus valores como persona junto a los valores del Padre Celestial para equilibrar tu emocionalidad y darle Paz a tu futuro.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Oraciones y Plegarias del mes de Julio

En La Puerta del Cielo

Registrando un Viaje Hacia tu Bienestar

Un Buen Ejemplo en la Vida