¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Dios es nuestra esperanza

La fuerza de voluntad necesaria para avanzar se encuentra en la siguiente oración.

Publicidad

El valor que Dios nos da estará siempre en nuestro corazón. Debemos estar atentos y escuchar las señales que nos permiten conocer el camino de la salvación.

En el Señor encontraremos la esperanza y el perdón. También encontraremos en Jesús el lugar santo que nos ayuda a perdonar a los que lo necesitan.

Unamos nuestras voces en una oración colectiva. Recemos Dios es nuestra esperanza

Dios es nuestra esperanza y nuestra fuerza

una ayuda muy presente en las dificultades.

Por eso no temeremos, aunque la tierra se conmueva

y aunque las colinas sean arrastradas por el mar;

aunque sus aguas se enfurezcan y se hinchen

y aunque los montes tiemblen por su tempestad.

Hay un río, cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios,

el lugar santo del tabernáculo del Altísimo.

Salmos 46: 1-4





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Un Imán para el Éxito

La Herramienta Definitiva: El Perdón

Con la Compañía Perfecta