¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

El Descanso Universal

Para lograr conseguir el reparo del corazón debes poder relajarte con tu ser interior. Descubre cómo hacerlo en el siguiente artículo.

Publicidad


“Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche!” Salmos 1:1-2

Para lograr un equilibrio sano en la vida es necesario mantener viva la llama del amor y permanecer en la Fe. El amor de Dios, como el amor en cualquier clase de relación, hay que cultivarlo para que se mantenga despierto y vivo.

Por este motivo es que para lograr relajarse, menteniédonos firmes en la senda del Señor debemos amarle tal cual se nos presente. Quien es no solamente nuestro Salvador, sino nuestra conexión directa con corazón. 

Publicidad


“Pero Él sabe el camino que tomo; cuando me haya probado, saldré como el oro. Mi pie ha seguido firme en su senda, su camino he guardado y no me he desviado. Del mandamiento de sus labios no me he apartado, he atesorado las palabras de su boca más que mi comida.” Job 23:10-12

El propósito de poder continuar en este mundo es condición necesaria y suficiente para nuestra motivación y para mantenernos firmes junto al Señor.

Jesucristo fue el legado y el gran aporte de Dios para el mundo, pero nuestro compromiso es mantenernos firmes en su amor dedicando nuestra vida a Él tomándonos de su mano poderosa y permaneciendo fiel a su Palabra.

Publicidad


“Y ahora, Israel, ¿qué requiere de ti el Señor tu Dios, sino que temas al Señor tu Dios, que andes en todos sus caminos, que le ames y que sirvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, y que guardes los mandamientos del Señor y sus estatutos que yo te ordeno hoy para tu bien?” Deuteronomio 10:12-13

La fidelidad es absolutamente necesaria dentro del amor verdadero. No se trata de una cuestión de fidelidad como en la pareja, ya que el amor que sentimos por Cristo no se compara con nada sobre la tierra.

Es por eso que debemos estar equilibrando nuestros pensamientos y emociones junto al Espíritu Santo.


“Porque yo lo he escogido para que mande a sus hijos y a su casa después de él que guarden el camino del Señor, haciendo justicia y juicio, para que el Señor cumpla en Abraham todo lo que El ha dicho acerca de él.” Génesis 18:19

Muchas veces anhelamos vivir una vida más espiritual, equilibrada con la Fe y con el Espíritu Santo. Incorporando más enseñanzas y aprendizajes que nos rodeen y nos deslumbren con el verdadero poder del Padre Celestial.

La belleza que nos muestra Dios, sin apartar nuestros ojos del mundo, es la que nos ayudará a formar nuestra identidad espiritual y emocional hoy mismo.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Consiguiendo un Espacio de Paz Mental

Actualizando Nuestra Energía Vital

Despejando el Camino de Incertidumbres

Fortaleciendo Nuestra Confianza