¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Sonreir Hacia el Futuro: Atrae Energía a tu Vida

Es un momento adecuado para sumar energías positivas en tu vida. En el siguiente artículo te mostraremos maneras para construir un futuro repleto de luz.

Publicidad


"Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza" jeremias 29:11

Levantarse con el pie derecho es una frase muy común, que habla de nuestra actitud al despertar cada mañana. De cómo afrontamos el futuro, representado por el día de hoy.

Si lo hacemos desanimados y con pocas ganas de comenzar nuestra jornada, alejados de la buena voluntad del Señor, estaremos durante el día con una actitud poco creativa y constructiva.

En cambio si saltamos de la cama con energía, sentirás la presencia del Espíritu Santo desde el primer momento del día. Debes saber que hay pequeños cambios que puedes hacer, y que te traerán grandes beneficios.

Publicidad


"No envidies en tu corazón a los pecadores; más bien, muéstrate siempre celoso en el temor del Señor. Cuentas con una esperanza futura, la cual no será destruida." Proverbios 23:17-18

Nos cuesta imaginarnos que siempre nos sentiremos alegres y optimistas. Esto no depende del azar ni de la suerte de tener un día bueno, es un trabajo personal e interno que se hace paso a paso, para vivir mejor y hacer sentir bien a quienes nos rodean.

El Seños nos ayudará a sentirnos a gusto con nuestros corazones, intentando contagiar el bienestar del amor y la Fe a todos nuestros seres cercanos.

Si estás en un día de esos en los que nada parece ir bien, es necesario que te detengas de inmediato, que le pidas en oración a Dios que te conceda pacienca, bendiciones e iluminación para proseguir con tu día.

No lo postergues, porque arrastraras tu malestar el resto del tiempo perjudicando a quienes se crucen contigo. Una vez que has frenado tu actividad pon tu mente en blanco y solo respira por minutos, hondo y profundo. En esa oración de agradecimiento a la vida por los dones de los que hoy disfrutas, recuerda que tienes mucho qué agradecer, abre tus ojos. Sal al mundo nuevamente con una sonrisa, que contagiará a tu espíritu.

Publicidad


"Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas." Isaías 43:2

Es en el día a día y en las relaciones interpersonales cotidianas donde más se percibe esta diferencia de actitud. Para con nuestros vínculos, amigos y familiares. Siempre nos agradan las personas positivas, que saben sonreír, y ver el lado positivo de las cosas. Tenemos a mano los ejemplos de Jesús en donde siempre nos enseñó que con humildad y con amor podemos superar las angustias e incertidumbres.

Cuanto mejor sea tu actitud, más fácil podrás ver las opciones a futuro y los caminos para salir adelante estarán bendecidos por el Señor.



"Así de dulce sea la sabiduría a tu alma; si das con ella, tendrás buen futuro; tendrás una esperanza que no será destruida." Proverbios 24:14

Pensando siempre en tu futuro, el tiempo es el recurso escaso, el que se nos escapa de las manos sin darnos cuenta.

Si sentimos que cotidianamente nuestros días y tareas que tenemos que realizar, las posponemos, o las colocamos en un orden erróneo en nuestra agenda, entonces es momento de priorizar qué, cuándo y dónde.

Evitaremos sentimos con un desborde mental, con ansiedad,percibiendonoscon presión constante.

Si deseas sentir que tu camino se alínea por el sendero de bendiciones del Señor, entonces es tiempo de establecer tus prioridades y aprender a planificar de otro modo para construir un futuro saludable. 


"Cuando te vengan buenos tiempos, disfrútalos; pero, cuando te lleguen los malos, piensa que unos y otros son obra de Dios, y que el hombre nunca sabe con qué habrá de encontrarse después." Eclesiastés 7:14

Si deseas dedicar el tiempo para planificar mejor tu rutina, debes dedicar tiempo a pensar qué tipo de vida quieres.

Si deseas sentir las bendiciones del Señor en cada decisión que tomas, entonces debes primero realizar cambios de hábito que actualmente no suceden en tu día. Dedica más tiempo a la oración, a la lectura de la Biblia, intenta profundizar tu vínculo con el Señor.

¡Comienza hoy y mantiene una rutina repleta de bendiciones del Padre Celestial en tu vida!





Versículo diario:


Artículos anteriores

Expresiones de Transformación Positiva

Conectando con un Futuro Esperanzador