¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

"Honra a tu padre y a tu madre, para que tengas una larga vida en la tierra que el Señor, tu Dios, te da"

Éxodo 20:12

Respeto Para Nuestros Mayores


Dios nos indica claramente el respeto que debemos guardar hacia nuestros padres, como así también responder con devoción a su amor y el cuidado que tuvieron hacia nosotros en nuestros primeros años de vida.

Publicidad

No podríamos haber afrontado la vida sin el cuidado de nuestros padres, nacemos tan desvalidos que si no se ocupan todo el tiempo de nosotros, no sobreviviríamos. Su preocupación constante por nuestro bienestar acompañó nuestros primeros años de vida. Se desvelaron junto a nosotros ante cualquier enfermedad, pasando noches sin dormir junto a nuestra cuna. Acompañaron nuestros primeros pasos, nos brindaron alimento, un techo, y el cobijo de sus brazos. Nada de esto puede ser olvidado.


Más bien, deberá ser correspondido. Respetarlos es hablarles amablemente, escuchar sus consejos, estar atentos a sus necesidades. No olvidarnos de ellos, visitarlos con frecuencia si es que ya no vivimos con ellos. Devolverles amor, con la misma paciencia que ellos tuvieron hacia nosotros cuando éramos recién nacidos.


Jesús antes de morir, agonizando en la cruz, encomendó su madre a Juan, su querido discípulo. Juan 19: 26 “ Al ver a su madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». 27 Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.


Y por ende su último gesto fue honrar a su madre y ocuparse de que estuviera acompañada y cuidada. Estos son los gestos que nos auguran un puesto en la tierra del Señor.