¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

“Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.”

Gálatas 6:9

Postergando


Muchas veces postergamos cosas o decisiones porque simplemente pensamos que tendremos tiempo infinito para hacerlo. Un viaje soñado, perseguir una nueva profesión, aventurarnos a eso que nunca no nos animamos a hacer. Lo cierto es que creer que las posibilidades pueden darse en cualquier momento en ocasiones nos hace perder esa oportunidad que tanto anhelamos. Cuando nos decidamos a hacerlo esperando a tener un panorama óptimo o bajo nuestro control, probablemente ya sea tarde. Poner excusas una y otra vez o boicotear nuestros planes porque no tenemos la voluntad suficiente nos alejarán de lo esperado. Dejarlo todo para mañana cuando podemos tomar las riendas de nuestro futuro.

Publicidad

Cuando nos invada la pereza o la falta de energías para ir por eso que queremos, debemos disponer nuestros planes a Dios. Nuestro Señor nos guiará y nos llenará de fuerzas para comprometernos con nuestro bienestar. Tener momentos de conexión con Él y mostrarle nuestros anhelos nos llevará cada vez más cerca de conseguirlos. Si estamos perdidos sobre cómo hacerlo, o qué decisiones nos acercarán a alcanzarlo, debemos confiar en que Dios nos mostrará las mejores formas de alcanzarlo. Porque nuestros anhelos son los suyos propios, porque como Padre quiere cuidar y ser guardián de nuestro camino.