¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

"Sin embargo, alguien puede objetar: «Uno tiene la fe y otro, las obras». A ese habría que responderle: «Muéstrame, si puedes, tu fe sin las obras. Yo, en cambio, por medio de las obras, te demostraré mi fe"

Santiago 2:18

La Fe: El Escudo del Alma


"Muéstrame tu Fe", es un pedido que recibiremos a menudo en nuestro camino como creyentes. Dar testimonio de Fe, es una de las responsabilidades más significativas, ya que somos la prueba viviente de la existencia del Padre. Pero la fe sin más, como la palabra vacía de obras, es sólo una cáscara vacía. Nuestro Señor nos pide que testimoniemos con acciones.

Publicidad

Daremos testimonio de Fe, en el Amor al nuestro prójimo; en el cuidado de nuestros hermanos; apartándonos de la envidia, la avaricia y la lujuria; siempre acompañados de la inmensa presencia de la oración en nuestras vidas. A veces nos escudamos en la falta de tiempo, o el cansancio. Y si bien es cierto que nuestro ritmo de vida es muchas veces demasiado exigente, debemos guardar el principal momento del día para la oración, porque es la que nos fortalece y nos sostiene en nuestro obrar como hijos de Dios.


Es a través de nuestra conducta que damos testimonio de Fe, lo que hacemos a diario, lo que sentimos, como tratamos a nuestros hermanos y como nos apartamos de las tentaciones.


Nuestro obrar es el testimonio ineludible y categórico de nuestra Fe. Y todo lo demás, es secundario.