¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Adquiere una Rutina de Sanación

Si ya te encuentras en un punto donde deseas abrir tu corazón y sanarlo, explora estas maneras de comenzar hoy mismo.

Publicidad

“os haga aptos en toda obra buena para hacer su voluntad, obrando Él en nosotros lo que es agradable delante de Él mediante Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.” Hebreos 13:21

La voluntad de Dios no es un gran misterio, no es otra cosa que lo conozcamos mejor, que seamos dignos hijos suyos y que lo amemos y le sirvamos con todo el corazón. Podemos aprender cómo seguir la voluntad divina si estudiamos la vida y las enseñanzas de Jesús, quien no solo habló de dicha voluntad, sino que también la cumplió con sus obras y milagros.

Publicidad

“Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.” Romanos 12:2

No debemos esperar el llamado de Dios, alguna señal o visión para saber cuál es su propósito para nosotros, pues es a través de la Biblia como él comunica su mensaje a todos sus hijos e hijas. En ella encontramos todo lo que necesitamos a fin de estar en el camino correcto. Dios quiere que descubramos cuál es su voluntad para nosotros estudiando la Biblia y usando nuestra capacidad de razonar.

Publicidad


“Si alguien quiere hacer su voluntad, sabrá si mi enseñanza es de Dios o si hablo de mí mismo.” Juan 7:17

Debemos tomar el tiempo de escuchar lo que Dios nos quiere decir a través de todos sus canales de comunicación, ya sea mediante su palabra, mediante la oración y mediante todos y todo lo que nos rodea. Asimismo, no podemos olvidar encomendarnos a Dios cuando nos vayamos a dormir, y cada día cuando oremos, pasar un poco tiempo vaciando nuestra mente de todos los pensamientos mundanos para darle la oportunidad a Dios de comunicarnos algo.


“Como no se dejaba persuadir, nos callamos, diciéndonos: Que se haga la voluntad del Señor.” Hechos 21:14

Cuando estemos pensando sobre lo que Dios nos está comunicando, es importante estar bien atentos y abiertos a querer recibir Su palabra. El escuchar a Dios es una acción de Fe, es importante ser honestos y sinceros al buscar la voluntad de Dios, estando dispuestos a interpretarla con una mente abierta y también estando dispuestos a hacer cualquier cosa que Dios nos encomiende, sin importar su dificultad, ya que recordemos que Él nos pone a prueba para sacar lo mejor de nosotros, para que crezcamos en Él, para llevar su ejemplo a todos aquellos que estén dispuestos a escucharlo.




Artículos anteriores

Alimento para tu Esperanza

Recupera tu Voz Interior