¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Modos de Manifestar tu Amor

Existen cientos de modos de hacerlo pero siempre existe un único, muy especial. Aprende a sacar tu luz interior explorando el siguiente artículo.

Publicidad

“También Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan.” Hebreos 9:28

La expresión máxima de entrega alguna, de confianza y amor absolutos que Dios Padre pudo haber tenido para con nosotros.

En cualquier pasaje de la Biblia está presente el amor de Jesús para sus hijos, amén de cuán dignos de él seamos. Recordemos cómo el Señor nos dice que su fuente de amor es inagotable y que siempre estará a nuestro lado.

Publicidad

“Alabad a Jehová, porque él es bueno, Porque para siempre es su misericordia.” Salmos 136:1

Pero no sólo nos demuestra su amor más allá de los errores que, intencionalmente o no, cometamos, sino que también nos abre su corazón al mostrarnos el camino para redimirnos y no volver a cometerlos.

Tan grandes son su amor, su paciencia y su misericordia para con nosotros, que sólo pide a cambio que nuestro arrepentimiento sea sincero, de corazón. Entonces, seamos dignos de su amor infinito teniéndolo como modelo a seguir en los momentos de duda. 

Publicidad

“De modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.” Colosenses 3:13

Nuestro Señor es todo amor y comprensión, nos recibe en su Gloria y quiere que podamos continuar por el sendero del Espíritu Santo.

Él entiende que somos humanos y propensos a caer en la tentación fácilmente, pero también sabe que si nuestro arrepentimiento es genuino, siempre nos dará una segunda oportunidad para redimirnos, para corregir todo el daño que pudimos haber ocasionado. Tan sólo debemos dejar de lado el orgullo y la arrogancia para reconocer todos nuestros errores. 

“Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.” 1 Juan 4:16

Sin importar qué mal hicimos; dejando de lado quiénes fuimos en aquellos momentos en que nos alejamos de su camino.

Dios siempre está allí por nosotros y lo más importante es que seguirá estando. Nuestro deber como hijos suyos, como ovejas de su amado rebaño, es abrir nuestros corazones y dejar que su luz penetre en ellos, para recibir el baño de su eterna pureza divina.

“Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12 

La Santa Palabra y la Biblia son las guías a la que debemos recurrir cuando la duda invade nuestros corazones.

Aquí se encuentran plasmadas todas las vivencias de nuestro Señor pero, más importante aún, cómo superó todos los obstáculos con una entrega jamás vista y un amor eterno.

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios.” Juan 3:36

Nos prometió vida eterna en el paraíso, y sabemos que no hay recompensa más grande que permanecer toda la eternidad junto a su lado.

Siendo testigos de un amor único y una sabiduría de la que queremos alimentarnos en el paraíso, rodeados de los seres queridos y viviendo en perfecta armonía, gozando de la compañía de nuestro amado Padre. Recordemos hoy lo mucho que Dios nos quiere.




Artículos anteriores

Alimento para tu Esperanza

Recupera tu Voz Interior