¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

6 razones por las cuales elegimos el camino de Dios y no nos arrepentimos en absoluto.

¿Qué es lo que nos motiva a seguir el camino que Dios trazó para nosotros? ¿Qué es lo que hay que hace que entreguemos nuestra vida al servicio divino?

“Pero Pedro dijo: No tengo plata ni oro, mas lo que tengo, te doy: en el nombre de Jesucristo el Nazareno, ¡anda! Y asiéndolo de la mano derecha, lo levantó; al instante sus pies y tobillos cobraron fuerza, y de un salto se puso en pie y andaba. Entró al templo con ellos caminando, saltando y alabando a Dios.” Hechos 3:6-8

Porque Él es el camino. Así como nos redimió de todo pecado, Él comenzó a hacer el camino a la vez que andaba, y así también nosotros le seguimos. Dios es el camino hacia el amor. Dios es el amor.

Publicidad


“Y Enoc anduvo con Dios trescientos años después de haber engendrado a Matusalén, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Enoc fue de trescientos sesenta y cinco años. Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó.” Génesis 5:22-24

Porque Él es la verdad. Dios representa la idea de todo lo que está bien, es por eso que Su palabra es sabio consejo, es por eso que Su boca no dice otra cosa que verdad.

Publicidad


“Y ahora, Israel, ¿qué requiere de ti el Señor tu Dios, sino que temas al Señor tu Dios, que andes en todos sus caminos, que le ames y que sirvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma” Deuteronomio 10:12

Porque Él es la vida. Dios como creador indiscutido de todo lo nos rodea, de la vida en sí misma. Dios levanta a los muertos y cura a los leprosos porque Él es la vida.

Publicidad


“Vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob; para que nos enseñe acerca de sus caminos, y andemos en sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Señor.” Isaías 2:3

Porque crecemos día a día. Siguiendo las enseñanzas de Cristo notamos un crecimiento espiritual excepcional que, basado en el amor por el prójimo, nos eleva como personas e hijos de Dios.


“Así dice el Señor de los ejércitos: Si andas en Mis caminos, y si guardas Mis ordenanzas, también tú gobernarás Mi casa; además tendrás a tu cargo Mis atrios y te daré libre acceso entre éstos que están aquí.” Zacarías 3:7

Porque queremos vivir en el amor. Porque esa fue la ley primera y la más hermosa de todas, la ley de que sin amor no hay nada y que, aún más, si no amo al prójimo como a mí mismo todo lo anterior tampoco existe. Nosotros queremos eso para nuestras vidas, por eso elegimos el camino de Dios.


“Y Él os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” Efesios 2:1-2

Porque aprendemos a perdonar. Cristo nos enseña a perdonar de corazón a quienes nos ofenden, porque el amor todo lo puede, y porque Cristo siempre da el ejemplo y una segunda oportunidad a todos y todas. Entonces ¿por qué no seguir Su ejemplo?





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Hazme un instrumento de tu paz

Demostrando Nuestras Bondades

Liberándote del Pasado