7 lugares de Tierra Santa

Desde el principio, filisteos y judíos se enfrentaron por las mismas tierras. Existen numerosos pasajes de la Biblia dedicados a describir estas luchas, pero ¿los reconoces en la actualidad? En la siguiente ruta te mostramos cómo lucen hoy y por qué son tan relevantes para nuestro entendimiento con el Padre Celestial.

Cisjordania (Palestina)

“Pero el que viene contra él hará lo que quiera, y nadie podrá resistirlo. Y permanecerá por algún tiempo en la Tierra Hermosa (Palestina), llevando la destrucción en su mano.” Daniel 11:16

Palestina es el nombre que los griegos dieron a la tierra de los filisteos. Desde el principio, filisteos y judíos se enfrentaron por las mismas tierras. Existen numerosos pasajes de la Biblia dedicados a describir estas luchas, y la más famosa es la de David, proveniente del pueblo judío y Goliat, jefe de los filisteos.

Publicidad


Desierto de Judea

“Sea notorio al rey, que fuimos a la provincia de Judea, a la Casa del gran Dios, la cual se edifica de piedra de mármol; y los maderos son puestos en las paredes, y la obra se hace aprisa, y prospera en sus manos.” Esdras 5:8

El desierto, próximo a el Jordán, fue por donde Josué hizo entrar al pueblo de Israel a la tierra prometida; Juan hijo de Zacarías bautizaba en aguas para arrepentimiento -Rito de purificación-, Jesús fue bautizado allí y luego llevado 40 días y 40 noches al desierto de Judea para fortalecerse en ayuno y vencer la tentación.

Egipto

“Guardarás la fiesta de los panes sin levadura. Siete días comerás pan sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo señalado del mes de Abib, pues en él saliste de Egipto. Y nadie se presentará ante mí con las manos vacías.” Éxodo 23:15

Egipto, famoso por sus pirámides y por el río Nilo, fue la primera potencia mundial de la historia bíblica, a cuyo amparo se formó la nación de Israel. El escritor de los primeros cinco libros de la Biblia, Moisés, nació y se educó en Egipto.


Publicidad


Irak (Caldea)

“Y murió Harán en presencia de su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur de los caldeos. Y Abram y Nacor tomaron para sí mujeres. El nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Nacor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca.” Génesis 11:28-29

Se refiere a la tierra y el pueblo que ocupaba la parte meridional de la llanura aluvial de Babilonia, es decir, la rica región del delta de los ríos Tigris y Éufrates. La población más importante de la región era Ur, la ciudad natal de Abrahán, desde la que él y su familia partieron por mandato de Dios.

Publicidad


Israel

“Y te amará, te bendecirá y te multiplicará; también bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu cereal, tu mosto, tu aceite, el aumento de tu ganado y las crías de tu rebaño en la tierra que El juró a tus padres que te daría. Bendito serás más que todos los pueblos; no habrá varón ni hembra estéril en ti, ni en tu Ganado.” Deuteronomio 7:13-14

Las Escrituras son muy claras al mostrar que entre todas las naciones, Dios escogió a Israel como la nación con la cual Él trabajaría. Éste fue el pueblo al que Dios liberó de la esclavitud en Egipto, la nación a la cual Dios le dio la tierra de Canaán, la nación a través de la cual vendría Jesús el Mesías.


Siria

“Mas los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos del Señor, y sirvieron a los baales y a Astarot, a los dioses de Siria, a los dioses de Sidón, a los dioses de Moab, a los dioses de los hijos de Amón, y a los dioses de los filisteos; y abandonaron al Señor, y no le sirvieron.” Jueces 10:6

En Siria, cerca de Damasco fue donde Abraham rescató a Lot. Era la ciudad principal de Siria. Los israelitas conquistaron la metrópoli durante el reinado del rey David.


Grecia

“Cuando estaban por cumplirse los siete días, los judíos de Asia, al verlo en el templo, comenzaron a incitar a todo el pueblo, y le echaron mano, gritando: ¡Israelitas, ayudadnos! Este es el hombre que enseña a todos, por todas partes, contra nuestro pueblo, la ley y este lugar; además, incluso ha traído griegos al templo, y ha profanado este lugar santo.” Hechos 21:27-28

Esta región fue testigo de la visita del apóstol Pablo a Macedonia y Grecia tanto en la segunda como en la tercera gira misional. Pasó tiempo ministrando en las importantes ciudades macedonias de Filipos, Tesalónica y Berea, y en las principales ciudades aqueas de Atenas y Corinto.




Artículos anteriores

Mirando Hacia el Futuro

Aprendiendo de los Errores

Abre tus Ojos: Ponte de Pie