¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Agradeciendo a Nuestra Familia

Dar las gracias y más a nuestros seres queridos puede ser el primer paso de un crecimiento espiritual gigante. Explora en el siguiente artículo la senda de la iluminación celestial.

Publicidad


“Bendeciré a Dios en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca.” Salmos 34:1

Cada día debemos intentar ser mejores personas, mejorar en nuestro trabajo, en nuestra carrera y en nuestros proyectos personales. Sin embargo, es fácil olvidar el verdadero propósito de nuestras acciones y preguntarnos si realmente nos interesa estar cerca de Dios.

Para encontrar respuestas sinceras, debemos replantear nuestras metas y nuestra espiritualidad en diferentes momentos de nuestra vida y más en estos momentos del año de introspección, donde se acercan fechas tan especiales.

Publicidad


“Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia.” Hebreos 12:28

Una de las acciones sencillas que nos ayudará a conectarnos con nuestra espiritualidad es la gratitud.

Debemos agradecer por todo lo que tenemos, por las bendiciones que recibimos cada día y por el amor incondicional de Dios. La gratitud nos ayuda a ver el mundo de una manera diferente y a valorar lo que realmente importa en la vida.

Al agradecer al Padre Celestial por sus bendiciones, nos conectamos con él y nos acercamos a su sendero de iluminación y de paz mental.  Los valores que nos inculcó nuestro Señor se encuentran a disposición de todas aquellas personas que desean evolucionar junto al Espíritu Santo y acercarse a sus familias para sanar sus vínculos y perdonar las ofensas del pasado.

Publicidad


“Se les aparecieron entonces unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.” Hechos 2:3-4

Otra acción sencilla que nos ayudará a conectarnos con nuestra espiritualidad es el perdón. Debemos perdonar a aquellos que nos han lastimado o herido de alguna manera. El perdón nos libera del rencor y del odio, y nos permite avanzar en nuestro camino espiritual. Al perdonar, estamos siguiendo el ejemplo de Jesús y demostrando su amor incondicional.

También debemos buscar oportunidades para servir a los demás. El servicio nos ayuda a salir de nosotros mismos y a centrarnos en las necesidades de los demás. Cuando servimos a los demás, demostramos el amor de Dios y nos conectamos con él. Además, al servir a los demás, encontramos una sensación de satisfacción y alegría que nos llena el corazón.


“no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él.” Efesios 1:16-17

En resumen, hay muchas acciones sencillas que nos ayudarán a conectarnos con nuestra espiritualidad y a seguir el camino del Señor. Al vestirnos con la armadura de Dios, al perdonar y servir a los demás, y al agradecer por las bendiciones que recibimos, podremos experimentar una sensación de amor y paz interior que nos guiará hacia nuestro destino de Fe.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Salvando ese Lugar Interior

Alcanzando el Amor Paso a Paso

Programa de Oración 2023