Alerta de seguridad: Cómo identificar las tentaciones con 5 simples pasos.

No esperemos que las tentaciones se nos presenten identificándose por nombre y apellido. Muy por el contrario, usarán todo artilugio disponible para pasar desapercibidas.


“Todo esto demuestra que el Señor sabe librar de la prueba a los que viven como Dios quiere, y reservar a los impíos para castigarlos en el día del juicio.” Pedro 2:9

¿Representan los valores de Dios? Muchas veces, y con el único motivo de alejarnos del camino que Cristo propone, las tentaciones se “disfrazan” de maneras de hacer que Dios sienta orgullo por nosotros. Es claro que dicho acto no durará mucho, puesto que en tales casos debemos preguntarnos si aquello que tenemos delante de nuestras narices representa los valor de Dios, valores puros de sentimientos nobles tales como el amor, la comprensión y el perdón.

Publicidad


“El que recibió la semilla que cayó entre espinos es el que oye la palabra, pero las preocupaciones de esta vida y el engaño de las riquezas la ahogan, de modo que esta no llega a dar fruto.” Mateo 13:22

¿Nos instan a mantenernos en Su camino? Recordemos que las tentaciones trabajan con la confusión de nuestra mente, razón por la cual debemos hacer caso al corazón y corroborar, en ocasiones, que sigamos andando el camino que Dios propone y del que las tentaciones pretenden alejarnos.

Publicidad


“Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado.” Hebreos 4:15

¿Contribuyen a elevar nuestro espíritu? Un amigo decía: Todo aquello que no suma, resta. Y si bien no creo que su máxima sea del todo cierta, en este caso aplica. Mientras andamos el camino de Dios, solamente lo proveniente de Él es lo que va a elevar nuestro espíritu, ya que todo lo que nos sea dado por otro lado y que, en modo alguno, incomode nuestro corazón, deberá ser examinado con cuidado y con el consejo Divino para guiar nuestras decisiones.

Publicidad


“Hermanos, si alguien es sorprendido en pecado, ustedes que son espirituales deben restaurarlo con una actitud humilde. Pero cuídese cada uno, porque también puede ser tentado.” Gálatas 6:1

¿Hacen que el Señor se sienta orgulloso de nosotros? A estas alturas conocemos qué cosas son las que ponen al Señor orgulloso de Sus hijos e hijas. Querer sorprender a Nuestro Padre habla de intentar agarrarlo desprevenido, cosa que cualquier ferviente creyente sabe que es imposible, porque Él sabe lo que sucederá. Entonces, es mucho mejor motivo de orgullo el cumplir con Su voluntad tal como Él lo espera, allí radica el verdadero motivo de orgullo de Cristo.

Publicidad


“Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, Él les dará también una salida a fin de que puedan resistir.” Corintios 10:13

¿Qué beneficios pueden traer a los que nos rodean? Porque recordemos que ningún logro está completo si no hay amor: si no hay un prójimo que amar ni otro con quién compartirlos. Recordemos a Cristo cuando nos habla de expandir Su red de amor para cubrir todos los rincones del mundo: eso es amor.