¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Avanzando Hacia la Apertura del Amor

Mostrarnos con una actitud proactiva hacia el amor nos ayudará a conectar profundamente con las bendiciones del Señor. Aprende del siguiente artículo el modo de evolucionar con tu espíritu ahora mismo.

Publicidad


"Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?»" Hebreos 13:6

En la vida espiritual, al igual que en la sociedad, existen normas y estructuras que nos guían y ordenan nuestro camino. Sin embargo, ¿te has detenido a reflexionar sobre las normas que rigen tu relación con Dios? ¿Qué estructuras internas has construido en torno a tu Fe?

Es fundamental contar con guías que nos ayuden a transitar la vida espiritual de manera racional y ordenada. No obstante, a menudo nos aferramos a normas demasiado rígidas, a preceptos heredados que limitan nuestra libertad para experimentar el amor divino en su plenitud. 

En este momento, es saludable para ti reservar momentos de conexión exclusiva con el Señor a través de la oración. No dudes en dedicar tiempo a actividades que te nutran emocionalmente y espiritualmente.

Publicidad


"Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas." Proverbios 3:5-6

Revisar nuestras limitaciones mentales que obstaculizan nuestra conexión con las bendiciones de Dios puede abrirnos un nuevo camino de luz y libertad espiritual.

Cuando percibimos que nuestra relación con el Padre Celestial alcanza un límite, es momento de retomar el camino y reconectar con nuestro corazón. Es crucial estar presentes en nuestras emociones hacia el Espíritu Santo para revitalizar nuestra mente, cuerpo y alma.

Dedica tiempo para experimentar verdaderamente la Gloria de Dios y las bendiciones del Salvador en tu interior, renovando tu energía espiritual.

Publicidad


"Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma." Salmo 143:8

A veces seguimos adelante sin cuestionarnos, porque es más cómodo avanzar sin reflexionar sobre nuestra posición frente a la Fe. También puede ocurrir que sintamos una obligación hacia el Señor. Es importante analizar si estamos genuinamente felices con nuestra situación espiritual actual y si estamos satisfechos con nuestra conexión con el Espíritu Santo.

¿Quizás haya momentos en los que hayamos experimentado una mayor plenitud espiritual en el pasado? Es momento de reflexionar y reconectar con nuestra esencia espiritual para experimentar la plenitud del amor divino en nuestras vidas.

En este preciso momento, te invito a reconectar con esa sensación de plenitud que experimentabas en la presencia del Padre Celestial en tus días pasados. Fortalecer las lecciones que nos brinda el Señor nos capacitará para ser individuos más compasivos dentro de nuestra comunidad y con aquellos que nos rodean.


"Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas." Isaías 43:2

Una de las lecciones más importantes que aprendemos del Señor es la virtud de la paciencia. Cultivar una espera tranquila y llena de Fe nos acerca a la realización de nuestros anhelos y metas en la vida.

Ahora no es el momento de entrar en conflicto emocional o afectivo. Es el momento de detenernos, de observar cómo nos sentimos, de caminar con calma y sin apuros junto al Señor. Es crucial que dediques tiempo a comprender tu entorno, a las personas que forman parte de tu vida espiritual y a tu forma de relacionarte con ellos.

Establecer espacios en tu día para este propósito será el primer paso para dar el salto que te acerque más al Padre Celestial en tu interior. Recuerda que en la calma y la reflexión encontrarás la guía que necesitas para fortalecer tu relación con Dios y vivir en armonía con su voluntad.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Despejando La Incertidumbre de la Vida

El Sol Siempre Sale para Tí

Tomando la Oportunidad de Sanar

Herederos de la Paz