¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Conservar las Esperanzas: Un Camino Único

La esperanza es lo último que se pierde. Conoce en el siguiente artículo maneras de cultivarla ahora mismo.

Publicidad


"Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré»." Hebreos 13:5

Siempre debemos conservar nuestras esperanzas en el camino del Señor. Seguramente tengas sueños, anhelos, planes, ideas de proyectos. Puede ser también que estés pensando en un futuro con una pareja, creando una familia o te dediques exclusivamente a viajar por el mundo. No importa lo que sea, sólo es cuestión de Fe, de creer en este plan que tienes y que el Espíritu Santo acompaña tu destino.

Ve paso a paso en la dirección que te fijaste dentro de tus propósitos en todos los ámbitos de tu vida, tú vas a obtener resultados, solo mantén la esperanza en alto y la oración constante junto al Padre Celestial.

Publicidad


"Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará. Hará que tu justicia resplandezca como el alba; tu justa causa, como el sol de mediodía." Salmo 37:5-6

Abre las puertas de tu vida a todo lo nuevo que tiene el Señor para tí. ¿Qué pasa que sigues con miedos del pasado, a situaciones conflictivas que ya no aportan nada nuevo a tu vida?

Deja de pensar en lo que ha finalizado, ocúpate de tu presente y construye un futuro digno para tu ser. Elígete a ti, en la medida en que estés con foco en manifestar el amor del Señor en tu cotidianeidad.

Cuando te sientas con el corazón abierto aparecerá en tu vida con mucha fuerza la Fe, el Espíritu Santo te ayudará a seguir adelante. Porque no eres una mitad que necesita completarse con Dios, Él ya está en tu vida y potenciará tu capacidad de amar y compartir con el restos de tus seres queridos.

Sólo tienes que enfocarte en la Palabra del Señor, en la oración sin complejo ni temores. Llora lo que necesites, suelta, libera y deja atrás el pasado.

Publicidad


"Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él." 1 Juan 4:16

Hay un trabajo de hormiga, una constante diaria que implica que nos conectemos con el Señor para abonar nuestras esperanzas.

No bajes tus sueños al nivel de las expectativas de los demás. No eres igual a nadie, no te compares, tú eres tu mejor versión y tu ascenso es inevitable, vence tus miedos y empieza a confiar mucho más en tus decisiones. Si ya tienes una idea de plan, objetivos y anhelos para este año, enfócate, confía en que todo saldrá bien. El Padre Celestial te conoce muy bien y con su sabiduría enorme te presentará personas y escenarios favorables para que puedas materializar todos tus sueños. 


"Cuán grande es tu bondad, que atesoras para los que te temen, y que a la vista de la gente derramas sobre los que en ti se refugian." Salmo 31:19

No te sacrifiques a ti mismo por la felicidad de los demás, aprende a decir no. Practica el no y cuando tengas el deseo de cambiar el no por el sí, reconocerás tu poder. Quienes verdaderamente te quieren van a entenderte y te acompañarán en medio de tu toma de decisiones. No, no es egoísmo, es simplemente empezar a hacer las cosas de una manera distinta. Dile sí al Señor, a su eterno amor. Dile Sí a la esperanza que abonas en el camino de la Fe y del Espíritu Santo. Dile sí al cambio y a las oportunidades que te presenta Dios en este camino de decisiones y de evolución personal. Tienes una herramienta muy importante en tus manos y debes aprovecharla al máximo para seguir adelante. La oración, la lectura de la Biblia y tu Fe son los pilares fundamentales para que puedas construir un futuro repleto de amor y rodeándote de seres queridos.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Respeto: El Reflejo del Ser

Recobrando La Memoria del Amor

Recordando a esas Mujeres Superiores

Midiendo Nuestro Bienestar Emocional