¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Definiendo los Cambios Necesarios para Seguir

Por momentos tenemos que tomar decisiones que realmente nos hagan sentir mejor. Siéntete en plenitud siguiendo los siguientes versículos.

Publicidad


“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7

Por momentos nos sentimos con períodos de confusión y sin tener mucha claridad sobre el camino a seguir. Puede tratarse de algo temporal, que rápidamente podemos llegar a solucionar. Pero en muchas ocasiones se trata de una pena del pasado, una carga sustancial que no nos deja mirar en profundidad qué es lo que nos está ocurriendo.

Si realmente no logramos tomar una decisión adecuada y concreta, podemos estar atados a un ancla sin sentido. Enfocándonos en las cuestiones negativas que no nos permiten disfrutar de la vida ni al Señor.

Publicidad


“Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden.” Santiago 4:2

Al poseer dudas en nuestro ser interior, podemos recibir todo tipo de influencias en nuestro día a día. Algunas personas que no tienen claro su objetivo en la vida, simplemente pueden acercarse a cada persona y teñir de dudas todo lo que se piensa o siente.

Pero si realmente tenemos como aliado al Padre Celestial, entonces no debemos temer de nada. El Espíritu Santo es nuestro escudo ante cualquier adversidad. La Biblia es nuestra guía única, con ejemplos claros y concisos sobre cómo avanzar llegado el caso ante un escenario adverso.

Si necesitas dar un salto de Fe o si requieres realmente cambiar el rumbo de tu destino eterno, puedes acercarte a Dios ahora mismo.

Publicidad


“No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.” Juan 15:16

Estableces metas concretas, reales y a consciencia. Si logras ponerte en pie, tomando seriamente un plan de trabajo espiritual, podrás notar avances y una evolución de tu ser interior asombrosa.

Dios siempre estará dispuesto a escuchar tus necesidades. Mediante las plegarias y la oración, alcanzaremos sus bendiciones de Gloria y sabiduría eterna.


"La ley del Señor es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo." Salmos 19:7

Ten la plena seguridad que con una rutina cotidiana de lectura de la Biblia, manteniendo a la oración cerca de tí y focalizándote en generar un cambio en tu vida, el Señor te acercará una ayuda de inmediato.

Puede resultar que una persona se acerque a tí o que simplemente tengas que resolver una situación en tu núcleo familiar. El instrumento de bendición y de superación puede tomar diversas formas. Sólo debes tener tus ojos abiertos y tu corazón dispuesto hacia Dios.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Renovando la Confianza del Amor

Mirando Hacia el Frente y con Esperanza

La Rutina de Superación Definitiva

El Descanso Universal