Momentos para Aprender de la Vida

La Santa Biblia nos dice que Dios está en todas partes, y es por eso que es tan importante reconocer sus pasajes y todas las enseñanzas que nos aproximan al Señor. Disfruta de estos relatos que te sumirán en el camino del Espíritu Santo.

Publicidad

“De esta manera mostraré mi grandeza y mi santidad, y me daré a conocer ante muchas naciones. Entonces sabrán que yo soy el Señor.” Ezequiel 38:23

Primero que nada debemos acabar con el mito que dice que debemos ir a la iglesia para encontrar a Dios. La Santa Biblia nos Dice que Dios está en todas partes, y es por eso que es tan importante la noción de que nosotros vayamos hacia Dios y no Él hacia nosotros. Sepamos que Cristo está en todas partes y en todas la circunstancias: en las buenas y en las malas. Teniendo eso presente lograremos una relación más fluida con Él.

Publicidad


“Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios.” Salmos 90:2

Dios está en aquellos que menos tienen. Sin duda hallaremos a Dios más presente en los más desfavorecidos, en los caídos en desgracia, en los hermanos que desesperadamente necesitan de nuestra ayuda. Por eso es importante ayudar a los demás: es la manera que Dios tiene de hacer que aquellos que pueden, extiendan su mano para ayudar a aquellos que más lo necesitan.

Publicidad


“¿Quién realizó esto? ¿Quién lo hizo posible? ¿Quién llamó a las generaciones desde el principio? Yo, el Señor, soy el primero, y seré el mismo hasta el fin.” Isaías 41:4

Dios está en los niños. Porque ellos son el futuro y la esperanza de amor que este mundo convulsionado está necesitando desde hace rato, ellos llevarán a cabo la revolución del amor y desterrarán de la faz de la tierra todo tipo de tentaciones, enfermedades y signos del mal. Mira en los ojos de un niño y hallarás en ellos la mirada de Dios. Recordemos pues tomar en cuenta a los niños, quienes pueden ser más sabios que los adultos.


“Daré a conocer la grandeza de mi santo nombre, el cual ha sido profanado entre las naciones, el mismo que ustedes han profanado entre ellas. Cuando dé a conocer mi santidad entre ustedes, las naciones sabrán que yo soy el Señor. Lo afirma el Señor omnipotente.” Ezequiel 36:23

Dios está en los momentos difíciles de la vida. Porque es importante no olvidar que Dios no nos abandona nunca, incluso en los momentos más difíciles que nos toca atravesar. Entonces recordemos que los designios de Cristo siempre tienen un porqué y su voluntad se ve manifestada en todas las cosas que nos suceden. Es nuestro deber cuestionarnos el mensaje que Dios quiere transmitirnos en dichos momentos.


“Dios construye su excelso palacio en el cielo y pone su cimiento en la tierra, llama a las aguas del mar y las derrama sobre la superficie de la tierra: su nombre es el Señor.” Amós 9:6

Dios está en la oración. Porque ese es nuestro canal de comunicación con Él, porque a través del poder de la oración es donde podemos establecer un vínculo cada vez más estrecho con nuestro Padre, abriendo de esa manera nuestro corazón y dejándolo entrar para que nos bañe con su luz curadora y su amor celestial.


“Pero yo soy el Señor tu Dios desde que estabas en Egipto. No conocerás a otro Dios fuera de mí, ni a otro Salvador que no sea yo.” Oseas 13:4

Dios está en nuestro arrepentimiento. Y este es un concepto que debemos tener presente cuando nos parezca que nos hemos alejado de Su camino. Solamente hay un camino que nos llevará a estar más cerca Suyo en tales circunstancias, y es el genuino arrepentimiento. Recordemos que ningún pecado pesa, por más grave que haya sido, si nuestro arrepentimiento es verdaderamente de corazón.




Artículos anteriores

Mirando Hacia el Futuro

Aprendiendo de los Errores

Abre tus Ojos: Ponte de Pie