El arca de Noé: 5 datos para comprender este acto de entrega

“Y he aquí, yo traeré un diluvio sobre la tierra, para destruir toda carne en que hay aliento de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra perecerá.” Génesis 6:17

El Arca de Noé es un relato de la Biblia en el que se narra cómo, por orden de Dios, el patriarca Noé construye una embarcación para la salvación de los que creyeran en la promesa del diluvio, sin embargo el relato asegura que solo fue Noé y su familia quienes fueron rescatados por ella, más las especies de animales. Preservados del diluvio universal, luego repoblarían la Tierra con su descendencia.

Publicidad


“Exterminó, pues, el Señor todo ser viviente que había sobre la faz de la tierra; desde el hombre hasta los ganados, los reptiles y las aves del cielo, fueron exterminados de la tierra; sólo quedó Noé y los que estaban con él en el arca.” Génesis 7:23

La Biblia dice que esta embarcación era una teba (canasto o cesto). Eso, junto a las medidas dadas en el relato, deja como resultado que la embarcación era sólo una gran caja rectangular de fondo plano sin proa ni popa, diseñada solo para flotar y no para navegar.

Publicidad


“Y se acordó Dios de Noé y de todas las bestias y de todo el ganado que estaban con él en el arca; y Dios hizo pasar un viento sobre la tierra y decrecieron las aguas.” Génesis 8:1

El texto dice que fue hecha de madera de gofer, que es un tipo de árbol resinoso, tal vez el roble blanco o el ciprés, cuyas maderas son muy duraderas y de extrema resistencia a la putrefacción. El arca habría sido calafateada por dentro y por fuera con betún brea. Fue detallado especialmente el que se hiciera un tragaluz o ventana a un codo por sobre el arca, una puerta al costado, celdillas y tres cubiertas superpuestas.

Publicidad


“Por la Fe Noé, siendo advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó un arca para la salvación de su casa, por la cual condenó al mundo, y llegó a ser heredero de la justicia que es según la Fe.” Hebreos 11:7

Las medidas del arca figuran en el capítulo 6, versículo 15, del libro del Génesis: trescientos codos de longitud (150 m de largo), cincuenta codos de ancho (25 m de ancho) y treinta codos de altura (15 m de alto).