¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

El Salto de Fe Necesario para Evolucionar

Simplemente necesitas recordar el amor que radica en tu corazón. Amplía el horizonte de tu esperanza con el siguiente artículo.

Publicidad


"Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas." Isaías 43:2

En ciertas instancias de la vida podemos llegar a sentir que estamos llegando a un límite. A veces por las obligaciones cotidianas, otras tantas veces por situaciones o escenarios que no esperábamos. 

Al llegar a estas situaciones debemos tener algo en mente: el amor que recibimos del Padre Celestial. Tendrás que retomar un camino diferente, de un modo que te ayude a reconectar con tu corazón y con tu espiritualidad.

Si logramos estar presentes desde ahora con las emociones direccionadas hacia el Espíritu Santo, podremos recargar las baterías del corazón de la mente, del cuerpo y del alma jutno al Padre Celestial.

Toma tiempo para sentir realmente la Gloria de Dios y las bendiciones del Salvador en tu interior junto a una energía renovadora.

Publicidad


"Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma." Salmo 143:8

A cualquier persona le puede suceder. Quizás en momentos inesperados, pero en algunos casos seguimos por la senda del Señor sin pensar demasiado. Quizás nos resulta sencillo continuar sin meditar las decisiones tomadas y cómo estamos vinculándonos con la Fe.

También puede suceder que realmente creas que existe algún tipo de obligación o mandato para con el Señor.

Debes preguntarte si te encuentras feliz con tu realidad actual. Si en este momento te sientes a gusto con tu vínculo con el Espíritu Santo. ¿Probablemente tengas algún recuerdo de haberte sentido así antes?

Puedes comenzar a reforzar las enseñanzas que nos presenta el Señor día a día. Te ayudará a ser mejor persona en tu comunidad y con nuestros seres queridos.

Publicidad


"Reconoce y considera seriamente hoy que el Señor es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y que no hay otro." Deuteronomio 4:39

Si nos permitimos construir un espacio de conexión espiritual y logramos estar en calma, alcanzaremos buenos momentos para superar esta instancia de estancamiento espiritual.

La oración nos permite reconocer más detalles y partes de nuestro ser. Lograremos estar en comunión con el Señor recordando aquellos momentos de superación personal y de acompañamiento junto a la Fe.

Pequeños detalles cotidianos, dedicando tiempo de calidad a la oración y a la lectura de la Biblia, te darán la energía suficiente y un sinfín de emociones que iluminarán tu camino y tu destino eterno.

Medita en medio de tu dá ¿Cuáles pensamientos predominan en ti? ¿Qué ideas crees que tienes que erradcar de tu sistema? ¿Cuáles necesitan un proceso para luego salir a la luz de tus necesidades espirituales?


"Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad." 1 Juan 1:6

Si logramos aprender a inspirarnos de aquellas historias y relatos de la Biblia. De esos versículos que nos ayudan a recordar a Jesús y a Dios, entonces lograrás siempre tener a la mano una guía y una respuesta iluminada para sanar.

Conversa con tus amigos, amigas y familiares y seres queridos que se encuentran cerca de tu entorno. Estas personas nos conocen mucho y son instrumentos del Espíritu Santo que te ayudarán. Sus historias y aprendizajes servirán de reflejo y de espejo natural de tus emociones, pensamientos y sensaciones actuales.

No dudes de tus capacidades como hija e hijo del Padre Celestial, Él nos escucha, nos guía y nos ayuda evolucionar en su destino de vida eterna.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Diciembre: El Mes del Milagro Universal

Perdiendo el Rumbo del Camino

El Nacimiento de Algo Especial