¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

En la Búsqueda de la Respuesta Definitiva

Las Oportunidades Aparecerán a Toda Hora y en Todo Lugar. Despierta y abre los ojos frente a los siguientes versículos.

Publicidad


“Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, Y es hermosa la heredad que me ha tocado. Bendeciré á Jehová que me aconseja: Aun en las noches me enseñan mis riñones.” Salmos 16:6-7

Las necesidades individuales muchas veces nublan nuestra mirada en la senda del Señor. Convertirnos en seres individualistas y poco empáticos con nuestro entorno, puede afectar nuestro vínculo con el Espíritu Santo.

Para poder conectarnos profundamente con el amor que radica en nuestro corazón y unir nuestros anhelos con Dios debemos buscar en oración sus respuestas y bendiciones.

Si por lo menos intentamos leer la Biblia y con la Palabra Sagrada buscamos respuestas en la oración y en las acciones guiadas por el Espíritu Santo, tendremos un tránsito hacia el Templo de los Cielos asegurado. 

Publicidad


“¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y, si ha pecado, su pecado se le perdonará." Santiago 5:14-15

Si nos encomendamos a la Gloria del Padre Celestial, viviremos nuestra vida como un desafío cotidiano. Donde podemos encontrar aprendizajes y personas que se acercan a cada uno de nosotros y nosotras en búsqueda de amor.

Retoma tus fuerzas y las ganas de vivir con esperanza y con una mirada única en la Fe.

Si logramos aprender a vivir con estas enseñanzas que arriban a nuestro camino, entonces conectaremos de un modo único y especial con nuestro Salvador.

El Espíritu Santo cubrirá con su manto de esperanza cada paso que demos en el camino, sin tener dudas, y siempre con el convencimiento de cada decisión.

Publicidad


“Se multiplicaron los dolores de aquellos que sirven diligentes á otro dios: No ofreceré yo sus libaciones de sangre, Ni en mis labios tomaré sus nombres. Jehová es la porción de mi parte y de mi copa; Tú sustentarás mi suerte.” Salmos 16:4-5

Las personas no pueden sentirse satisfechas hasta experimentar el amor transformador e incondicional del Señor.

El Padre buscará siempre completar nuestras metas en vida, nuestros objetivos que decidamos enfrentar para sentirnos mejores personas, mejores seguidores de Dios.

Pedimos entonces una respuesta: pedimos sanación, una guía espiritual, alguna señal que nos indique si estamos por el camino correcto y eso recibiremos.

La respuesta es clara: todo lo que podamos ofrecer al Señor, será devuelto con creces. Recordando su Palabra: “Dios no permite que un desafío llegue a tu vida a menos que tenga un propósito divino detrás de ello”.


En muchos aspectos de lo cotidiano, pareciera que en el otro no vemos a un hermano o una hermana. No sentimos necesario cuestionar si ese gesto, o la frase con la que finalizamos una conversación, puede herir a esa persona que está frente a nosotros. Nunca debemos olvidar que “…el éxito radica en la acción sabia y bien ejecutada” Eclesiastés 10:8-10

Si logramos reavivar la llama que se encuentra encendida en nuestro interior, el Señor se encargará luego de abonarla con milagros y bendiciones de amor. 

Solamente cuando buscamos a Dios por encima de todo lo demás, podemos vivir en plenitud y con las respuestas necesarias.

Oremos entonces pidiendo que nuestro Padre Celestial nos conceda sus  bendiciones. Que nos guíe en dirección para escuchar nuestro corazón. Solicitemos en oración al Señor que llene nuestra vida como solo Él puede hacerlo: con paciencia, con esperanza, con amor y con respeto por todo lo que se presente como un modo de aprendizaje nuevo.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Consiguiendo un Espacio de Paz Mental

Actualizando Nuestra Energía Vital

Despejando el Camino de Incertidumbres

Fortaleciendo Nuestra Confianza