¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Fortaleciendo Nuestra Confianza

Comprendiendo que tenemos las herramientas suficientes para sanar ahora mismo. Descubre ahora mismo el camino hacia tu corazón en el siguiente artículo.

Publicidad


“Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.” 2 Corintios 9:11

El camino por momentos se pierde. En algunos momentos debido a que tenemos diversas obligaciones cotidianas, nos perdemos el encuentro con Dios.

Son tantas las actividades que nos mantienen desviándonos del sendero de luz que emite el Espíritu Santo que nos olvidamos de hablar con el Señor.

Si anhelamos reconectar nuestro ser interior con la Fe, debemos darle prioridad a la oración y a la conexión con el Padre Celestial.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado en la situación en la que deseamos compartir o buscar ayuda para realizar un trabajo o tarea y nadie se ofrece a ayudarnos? El señor busca que interactuemos y nos conectemos con aquellas personas que nos permitan crecer en espiritualidad.

Publicidad


“La verdad, «más valen dos que uno», porque sacan más provecho de lo que hacen. Además, si uno de ellos se tropieza, el otro puede levantarlo. Pero ¡pobre del que cae y no tiene quien lo ayude a levantarse!” Eclesiastés 4:9-10

Es sabido que entre dos o más personas se logran mejores y más rápidos resultados.

Imagina lo que podrás hacer junto al Señor. Tendremos el sostén de Él en todo momento sin tener miedo de caer. Tendremos su mirada para que nos de aliento en los momentos necesario. Será Dios quien nos apoye brindándonos ayuda, aprendiendo de esa manera lo enorme e infinita de su Gloria. 

Si buscas una persona en quién poder confiar y que te brinde ayuda incondicional, entonces debes pensar en tu Padre Celestial. Quién mejor que Él para comprender tus necesidades y problemas. Qué mejor que trabajar juntos y animarse a crecer de modo espiritual.

Publicidad


“Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús”. 1 Tesalonicenses 5:16-18

Comrendiendo que por medio del Espíritu Santo y rodeándonos de personas que sientan la Fe del mismo modo que lo sientes tú, entonces tendremos una confianza única. Construida en base a la confianza de todas aquellas personas que nos rodean y nos permiten aprender cotidianamente.  Junto con el amor de Dios Padre y de su Hijo Jesús, concretaremos logros inimaginados en la vida.

Hablar con Dios debe ser una acción primordial en nuestras existencias y cuanto más tiempo le dediquemos a la Oración y a La Palabra del Señor más nos acercaremos a Su Gracia y Misericordia.

Todo lo que podamos aprender de la lectura cotidiana de los versículos e historias que figuran en la Biblia, nos alimentará el corazón y nuestros pensamientos.


“Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo”. Juan 14:13

Para solidificar la confianza en el Espíritu Santo debemos darle prioridad a la oración y a la comunicación sincera, autentica y periódica con nuestro Padre Celestial.

El efecto es inmediato: nuestras cargas se aligeran, ordenamos de mejor forma las actividades del día siguiente, logramos que nos invada la Paz de Espíritu y nuestro descanso es reparador.

El Señor es nuestro mejor confidente y reconstruirá nuestra confianza siempre y cuando depositemos todo nuestro amor en sus manos. Jamás nos traicionará y su bendición junto con el perdón serán los instrumentos de sanación de tu corazón.

¡Qué maravilloso privilegio poder tener una relación personal con El Creador! Disfruta tu vida y construye tu camino junto al Espíritu Santo.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Diciembre: El Mes del Milagro Universal

Perdiendo el Rumbo del Camino

El Nacimiento de Algo Especial