Gente de confianza: 6 personajes a los que Dios les confió las tareas más importantes.

Abraham

“Reconoce, pues, que el Señor tu Dios es Dios, el Dios fiel, que guarda su pacto y su misericordia hasta mil generaciones con aquellos que le aman y guardan sus mandamientos.” Deuteronomio 7:9

Patriarca del pueblo israelita, Abraham dejó su tierra natal y llevó a su familia y a sus pertenencias a una tierra desconocida que Dios le prometió que algún día pertenecería a sus descendientes. Su hijo Isaac nació cuando Abraham tenía 99 años de edad.

Publicidad


José

“Pero levantaré para mí un sacerdote fiel que hará conforme a los deseos de mi corazón y de mi alma; y le edificaré una casa duradera, y él andará siempre delante de mi ungido.” Samuel 2:35

Como hijo favorito de Jacob, José se convirtió en víctima de los celos de sus hermanos. Estos simularon su muerte y lo entregaron como esclavo rumbo a Egipto, donde tiempo después llegó a ocupar una posición de poder y de influencia. Su familia extendida se trasladó más tarde a Egipto por causa de una hambruna, y vivieron allí durante muchos años.

Publicidad


Sansón

“Y sucederá que si obedecéis mis mandamientos que os ordeno hoy, de amar al Señor vuestro Dios y de servirle con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma,” Deuteronomio 11:13

Era conocido por su larga cabellera, su fuerza extraordinaria, y su debilidad por las mujeres hermosas. Fue usado por Dios para defender a su pueblo contra los filisteos, pero finalmente encontró su fin cuando se enamoró de una mujer que lo engañó para que le revelara el secreto de su fuerza.

Publicidad


Daniel

“Esta será para los sacerdotes santificados de los hijos de Sadoc, que han guardado mi ordenanza, que no se descarriaron cuando los hijos de Israel se descarriaron, como se descarriaron los levitas.” Ezequiel 48:11

Siendo joven, Daniel fue llevado al exilio en Babilonia, donde lo entrenaron para servir en la corte real. Una de sus principales características era su inquebrantable voluntad de no comprometer sus convicciones religiosas para satisfacer las leyes babilonias. Daniel también se hizo famoso por interpretar sueños y ascendió hasta ser una de las personalidades más importantes en la corte.

Publicidad


Juan 

“Fielmente llevaron allí las ofrendas y los diezmos y las cosas consagradas; y el levita Conanías era el intendente encargado de ellas, y su hermano Simei era el segundo.” Crónicas 31:12

Autor del cuarto Evangelio, hijo de Zebedeo, pescador en el Lago de Galilea, y hermano de Jacobo, también uno de los apóstoles. Pedro, Jacobo y Juan conformaron el círculo íntimo de los amigos de Jesús, aunque a Juan le correspondió la distinción de ser “el discípulo a quien Jesús amaba”.

Publicidad


Pablo

“Que todo hombre nos considere de esta manera: como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, además se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel.” Corintios 4:1-2

Judío, nacido en Tarso, originalmente se llamaba Saulo y en el libro de Hechos aparece primero como el testigo del apedreamiento de Esteban. Entonces se convirtió en un fanático perseguidor de los cristianos. Después, camino a Damasco, se encontró con Cristo y su vida cambió de manera radical. Muchos de los libros del Nuevo Testamento fueron escritos por Pablo, como cartas a las iglesias que él había fundado.