¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

La Oportunidad Para Volver a Creer

En este día tan especial retomemos el camino de la esperanza con el milagro de la vida. Reencuéntrate con esta sensación en el siguiente artículo.

Publicidad


"El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios." Lucas 1:35

En situaciones adversas, el Espíritu Santo puede ser una gran fuente de aliento y fortaleza. En este día tan especial recordemos cómo Dios liberó a David de sus enemigos.

Recuerda que Dios está con nosotros en momentos difíciles y que nos ayudará a superar cualquier obstáculo que se nos presente. Que nos da ánimo en tiempos de adversidad y del pacto de amor que Dios hizo con cada hijo e hija.

Dios es rápido para mostrar su misericordia y lento para la ira. Su bondad es eterna y nos acompaña en cada etapa del camino que ha diseñado para nosotros.

Publicidad


"Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz." Isaías 9:6

Además, en la Biblia encontramos maravillosas promesas de Cristo, como el descanso y el alivio de todas nuestras cargas.

Jesús nos llama a seguir sus pasos por el camino de la paz y la bondad, asegurándonos que el plan que Dios ha diseñado para nosotros encajará perfectamente con nuestras necesidades y talentos.

Si buscamos a Cristo, podremos encontrar el verdadero equilibrio y la auténtica paz.

Publicidad


"Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados." Mateo 1:21

Como hijos de Dios, tenemos la bendición de saber que Dios entiende nuestros sentimientos y escucha nuestras suplicas. Él sabe perfectamente cuáles son nuestras preocupaciones y angustias, y por tanto conoce qué cosas nos dan tranquilidad y paz. En tiempos de persecución, Pedro nos habla de la humildad, el sufrimiento y la ansiedad, y nos recuerda que podemos depositar todos nuestros sentimientos en Dios. 

Es importante recordar que las circunstancias externas no deben influir en nuestro estado de ánimo. Dios nos dice: "Trae tu dolor a mí y yo te daré gozo, paz y sabiduría". Entreguemos a Dios todo lo que nos perturbe y caminemos bajo su guía hacia la salvación.


"Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo.»" Lucas 2:10

en situaciones adversas, el Espíritu Santo puede ser un gran consuelo y fuente de fuerza. La Biblia nos ofrece muchos versículos que nos animan y nos dan esperanza, como el Salmo 18 y el 103, que hablan de la bondad y la compasión eterna de Dios.

Además, Jesús nos promete el descanso y el alivio de nuestras cargas. Si buscamos a Dios y depositamos nuestros sentimientos en él, podremos encontrar paz y sabiduría en tiempos difíciles.

Caminemos bajo la guía del Espíritu Santo y confiemos en que Dios nos ayudará a superar cualquier adversidad.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Salvando ese Lugar Interior

Alcanzando el Amor Paso a Paso

Programa de Oración 2023