¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Jueves Santo: Conmemora a Jesús

La Semana Santa: la festividad más importante para recordar al Salvador. Explora en estos versículos la importancia de esta celebración.

Publicidad


"Quiero celebrar la Pascua en tu casa” Mateo 26:18 

Con el inicio de la celebración del Jueves Santo no solo se abre el Triduo Pascual. En este día la Iglesia católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena. Durante esa reunión, Jesucristo dijo: “Hagan esto en conmemoración mía”, festejando a todos los valientes que dijeron “sí”. Además, con el gesto del lavatorio de pies, la Iglesia celebra a todos aquellos que dedican su vida a servir de manera humilde y extraordinaria a los demás. Así, cumplen con el último mandamiento de Cristo.

Este día se conmemora la Institución de la Eucaristía en la celebración de los Santos Oficios. Más tarde, en la denominada hora santa, se rememora la agonía y oración de Jesús en el huerto de los olivos y la traición de Judas.

Publicidad


"A éste miraré: al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante mi palabra.” Isaías 66:2

Se celebran tres grandes acontecimientos, iniciando con la llamada Misa Crismal. En ella se consagra el Santo Crisma bendiciendo los demás óleos que se utilizan en la administración de los principales sacramentos. Por ende, todos los sacerdotes harán la renovación de las promesas realizadas el día de su ordenación.

Esta es una manifestación de la comunión existente entre el obispo y sus presbíteros en el sacerdocio y ministerio de Cristo, donde la iglesia celebrará un año más de la institución de La Vida Sacerdotal. 

La Semana Santa es un tiempo de reflexión y de renovación espiritual, un momento para recordar el sacrificio de Jesús y para reafirmar nuestra Fe en Dios. Es importante que en estos tiempos de crisis sanitaria y social en que nos encontramos, encontremos la manera de celebrar la Semana Santa de una manera significativa y auténtica, que nos permita conectarnos con nuestro Padre Celestial y con nuestros seres queridos.

Publicidad


“De tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.” Juan 3:16-17

En la Semana Santa, recordamos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, pero también reflexionamos sobre nuestro propio camino de Fe y cómo podemos mejorar como seres humanos. Es una oportunidad para renovar nuestro compromiso con Dios y para reconciliarnos con aquellos que hemos lastimado o a quienes hemos ofendido.

Uno de los símbolos más representativos de la Semana Santa son las procesiones, que en este año podrían ser virtuales. Se trata de una oportunidad para contemplar las imágenes religiosas, para meditar sobre el significado de la Pasión de Cristo y para unirnos en oración y reflexión.

Otra actividad que podemos hacer en familia es leer juntos la Biblia, especialmente los pasajes que hablan sobre la Pasión y Muerte de Jesús. Esto nos ayudará a comprender mejor el significado de la Semana Santa y a conectarnos con nuestra Fe de una manera más profunda.


“¿Se complace el Señor tanto en holocaustos y sacrificios como en la obediencia a la voz del Señor? He aquí, el obedecer es mejor que un sacrificio, y el prestar atención, que la grosura de los carneros.” 1 Samuel 15:22

La Fe nos da la fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida y para encontrar la esperanza en medio de la adversidad. En la Semana Santa, recordamos el amor incondicional de Dios hacia sus hijos e hijas, y la victoria de la vida sobre la muerte.

Esto nos da la certeza de que, a pesar de las dificultades, siempre hay una luz al final del camino y una razón para seguir adelante.

Lo importante es compartir la Fe en familia y en comunidad, y encontrar la manera de hacerlo en estos días de celebración y amor por el Espíritu Santo. Podemos organizar una cena familiar, preparar algunos símbolos de la Semana Santa, decorar el hogar con imágenes religiosas y preparar actividades para compartir.

Recuerda que la Semana Santa es una oportunidad para acercarnos a Dios, para renovar nuestra Fe y para reflexionar sobre nuestro camino como seres humanos.

Debamos celebrarla de una manera diferente, es importante encontrar la manera de hacerlo de manera significativa y auténtica. Que esta Semana Santa nos permita renovar nuestro compromiso con Dios y con nuestros semejantes, y que nos dé la fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida con esperanza.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Despejando La Incertidumbre de la Vida

El Sol Siempre Sale para Tí

Tomando la Oportunidad de Sanar

Herederos de la Paz