La máquina del tiempo: 4 datos interesantes acerca del contexto histórico durante la vida de Jesús.

Para comprender mejor algunos aspectos referentes a Jesús, es importante situarnos en el contexto en el que se dio tanto el nacimiento como la vida de nuestro Señor.

“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.” Corintios 13:4-5

En términos políticos, el consejo de Sanedrín, formado por setenta sabios más el sumo sacerdote, son quienes juzgaron a Jesús. Se encargaban de juzgar casos en contra de la ley, y no gozaban de demasiado poder, pues solo tenían permitido arrestar y juzgar. En el año 70 d.C. se produjo la expulsión en masa del templo donde ejercía el consejo de Sanedrín.

Publicidad


“Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por Fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor.” Efesios 3:16-17

Las 3 grandes zonas de la costa mediterránea oriental (Galilea, Samaria y Judea), son dominados por el Imperio Romano, por Herodes, que es conocido por su crueldad e injusticia con los inocentes y por sus famosas edificaciones, entre las que destaca el Templo de Salomón. Tras la muerte de Herodes se divide el territorio entre sus hijos -Herodes Antipas, Arquelao y Filipo- y el territorio de Arquelao queda en manos de Poncio Pilato, prefecto cruel y tiránico que provocaba a los judíos.

Publicidad


“Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una Fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada.” Corintios 13:2

Es sabido que no existía una clase media, sino que la sociedad se dividía en clase alta y clase pobre o marginada. La clase alta estaba formada por fariseos (estricto cumplidores de la ley, mucha influencia en el pueblo), herodianos (quienes trabajaban en la corte de Herodes, como recaudadores de impuestos) y saduceos (terratenientes, dominaban el templo y muy religiosos); mientras que la clase baja estaba formada por campesinos (sobrecargados, trabajadores), algunos fariseos menos adinerados y los amharees (ignorantes de la ley, enfermos, oficios indignos).

Publicidad


“Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra.” Efesios 5:25-26

Con respecto al aspecto religioso, se conoce que eran muy religiosos, ya que en aquella época todo giraba entorno a Dios y estaban dispuestos a morir por Yahveh. Los sacerdotes, quienes sumaban más de 7000, vivían de los sacrificios; los escribas, quienes eran absolutos conocedores de la ley; fariseos; zelotas y esenios, todos eran radicales religiosos. Y también todos por igual esperaban a un mesías, un enviado de Dios.