¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

La Mirada Puesta en el Futuro

Deposita tu confianza en las personas que están construyendo un nuevo rumbo. Conoce en el siguiente artículo el modo de tejer lazos con las generaciones que están cambiando al mundo. 

Publicidad


“Por tanto, velad, porque no sabéis en qué día vuestro Señor viene. Pero comprended esto: si el dueño de la casa hubiera sabido a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, hubiera estado alerta y no hubiera permitido que entrara en su casa.” Mateo 24:42-43

Tener una visión distinta hacia la construcción de un camino nuevo nos permite valorar todo aquello que pudimos aprender e incorporar en nuestro corazón.

Las nuevas generaciones, tienen una mirada distinta a la de los mayores. Si recordamos que podemos inculcar a las generaciones más jóvenes, los valores de la vida, estaremos depositando una pequeña luz en el camino hacia El Señor.

Un pequeño ejemplo, reflejo del pensamiento y una decisión que acompaña dicho pensar, resultará en el crecimiento de los corazones de pequeños y pequeñas.

Publicidad


“Tal como viste que una piedra fue cortada del monte sin ayuda de manos y que desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha hecho saber al rey lo que sucederá en el futuro. Así, pues, el sueño es verdadero y la interpretación fiel.” Daniel 2:45

Recordando que ellas y ellos son el futuro, tenemos una oportunidad para acercarnos y contarles todas nuestras experiencias, compartiendo qué tipo de vínculo tenemos con la Fe y con el Espíritu Santo. No faltará oportunidad para poder conectar algún aprendizaje que hayamos tenido en la vida junto al Señor, para que las pequeñas generaciones puedan comenzar a interiorizar desde este momento la importancia del Padre Celestial en sus vidas.

Publicidad


“Ahora bien, un día antes de la llegada de Saúl, el Señor había revelado esto a Samuel diciendo: Mañana como a esta hora te enviaré un hombre de la tierra de Benjamín, lo ungirás para que sea príncipe sobre Mi pueblo Israel, y él librará a Mi pueblo de la mano de los filisteos. Porque yo he visto la aflicción de Mi pueblo, pues su clamor ha llegado hasta Mí.” 1 Samuel 9:15-16

Al escuchar sus respuestas, podrás abrir tu mente y recibir una mirada fresca, renovada y muy diferente en tu vida. La juventud vive el mundo de un modo que quizás hoy en día tú no estás percibiendo. Desde otra perspectiva, pequeños y pequeñas viven una construcción cotidiana de hechos y aprendizajes muy distintos a los que pudimos vivir en nuestro pasado.

Esto significa que tenemos que darles una oportunidad para escuchar sus voces, sus necesidades y compartir con niños y niñas un universo repleto de enseñanzas que nos presente el Padre Celestial.


“Después de haberse marchado ellos, un ángel del Señor se le apareció a José en sueños, diciendo: Levántate, toma al Niño y a su madre y huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te diga; porque Herodes va a buscar al Niño para matarle.” Mateo 2:13

La simplicidad y pureza de la mente de las nuevas generaciones seguramente te sorprenda. Su consciencia y su apertura espiritual es mucho más amplia de lo que podemos imaginar, resultando oportuno acercarnos para renovar nuestra vocación de Fe y nuestra esperanza en la construcción de un cimiento seguro junto al Señor. 

Darnos cuenta que tenemos que depositar toda la esperanza en estos pequeños y pequeñas, nos dará un alivio emocional, un momento de lucidez único que debemos aprovechar al máximo si tenemos la posibilidad de acercarnos y concretar una comunión fraternal con el Espíritu Santo y estas pequeñas bendiciones. 


“Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, porque no habrá pérdida de vida entre vosotros, sino sólo del barco. Porque esta noche estuvo en mi presencia un ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, diciendo: No temas, Pablo; has de comparecer ante el César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.” Hechos 27:22-24

Saber que hoy mismo podemos ser instrumentos de transformación espiritual de parte de Dios, para con sus más recientes creaciones, nos ayudará a reconectar con nuestro propósito, con nuestra llama interior que necesita ser escuchada y acompañada por la Fe y la esperanza. El Señor cubrirá con su manto de Gloria y bendiciones a todos los niños y niñas que están transitando en este momento un camino o un escenario complejo.

Estamos presentes para poder acompañarles en todo aquello que se imaginen y propongan. Estas nuevas generaciones son la llave para poder salvar al mundo.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Oraciones y Plegarias del mes de Julio

En La Puerta del Cielo

Registrando un Viaje Hacia tu Bienestar

Un Buen Ejemplo en la Vida