¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Organiza tu Semana: Planifica de un modo novedoso

Si deseas realizar un cambio piensa en modos diferentes de organizar tu día a día. Aprende una nueva manera en el siguiente artículo.

Publicidad


“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7

Oración

El área más importante a tener en cuenta para hacer a Dios orgulloso de nosotros como hijos suyos. No olvidemos la importancia que tiene la oración en nuestras vidas, ya que ella constituye el canal de comunicación directo con Dios.

Es a través de la meditación en la que nos sumergimos cada vez que oramos cuando se nos revela la verdadera voluntad de Dios a través de lo que hay en el interior de nuestro corazón.


Publicidad


“Despertó Jacob de su sueño y dijo: Ciertamente el Señor está en este lugar y yo no lo sabía. Y tuvo miedo y dijo: ¡Cuán imponente es este lugar! Esto no es más que la casa de Dios, y esta es la puerta del cielo.” Génesis 28:16-17

Concurrir al templo

Porque no existe nada parecido a la práctica remota y porque también es voluntad de Dios que sus hijos se junten en ceremonia que festeje el hecho de que Dios nos ama a todos por igual.

Es por eso que asistir asiduamente al templo hace al Señor feliz, y también es por ello que es nuestro deber como su rebaño el celebrar que Dios nos ama.

Publicidad


“Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.” Efesios 4:32

Perdonar

Otro aspecto a tener en cuenta es el valioso don del perdón verdadero. Recordemos entonces que sólo lograremos glorificar al Señor con este poderoso regalo, si el perdón proviene genuinamente del fondo de nuestros corazones, sin miramientos a futuros rencores o sentimientos negativos que hagan propenso el crecimiento de la envidia.


“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.” 1 Corintios 13:4-5

Amar

Porque ese es el mandamiento primero y la ley más importante: el amarnos los unos a los otros de la misma manera que Dios lo hace con todos sus hijos. Es solamente a través del más puro amor que todos los males de este mundo podrán ser realmente sanados.

Es a través del amor divino cuando realmente aprendemos el significado de la palabra entrega, ya que sin amor no somos nada.


"Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense! 5 Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca. 6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias." Filipenses 4: 4-6

Agradecer

Aspecto un tanto difícil de alcanzar si no se tienen en cuenta el fortalecimiento de cualidades tales como la humildad y el perdón. Ser agradecido significa dar el verdadero valor a todas aquellas cosas que hemos logrado conseguir mediante nuestro esfuerzo asimismo como también aquellos dones con los que Dios nos ha bendecido.


“Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.” 2 Corintios 9:11

Ser generoso

Porque es una de las enseñanzas que Dios nos ha dejado la de ser generosos con aquellos que poco tienen. Él nos insta a dar la mitad de lo que poseamos para que de esa manera evitemos tener ataduras terrenales que nos compliquen a la hora de dejarlo todo detrás e pos de la vida eterna que Él pretende para nosotros, sus hijos.


“Por eso, cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente les rinda homenaje. Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa.” Mateo 6:2

Ayudar

Qué mejor manera conocemos de expresar nuestro amor que ayudando al prójimo, cuidando por quienes más lo necesitan. Dios quiere que pongamos en práctica esta virtud de la misma manera que Él supo hacerlo con quienes ni siquiera conocía. Pongamos en práctica esta virtud para acercarnos un poco más a Jesús.




Artículos anteriores

Alimento para tu Esperanza

Recupera tu Voz Interior