¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Manos a la obra: 4 ideas para honrar a Dios mediante el ejemplo

Tal y como Jesús lo hizo y de la manera que Él lo pretende, el ejemplo es la mejor manera de transmitir el mensaje. Partiendo de la premisa de que si hay amor todo es posible, entonces sabemos que nos encontramos en el camino correcto.

“Y si no os parece bien servir al Señor, escoged hoy a quién habéis de servir: si a los dioses que sirvieron vuestros padres, que estaban al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa, serviremos al Señor.” Josué 24:15

Vive a través de Sus preceptos. No hay manera de estar más seguros de encontrarnos en el camino correcto que viviendo bajo las normas que Cristo vivió, y no estoy hablando de vestir túnicas ni andar descalzo por la vida, sino de los ejemplos que leemos en cualquier libro de la Biblia, la que compila la manera en la que Dios pretende que nos manejemos en nuestra vida.

Publicidad


“Y Abram dijo a Lot: Te ruego que no haya contienda entre nosotros, ni entre mis pastores y tus pastores, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Te ruego que te separes de mí: si vas a la izquierda, yo iré a la derecha; y si a la derecha, yo iré a la izquierda.” Génesis 13:8-9

Repite Su mensaje mediante tus actos. Porque todos sabemos que es muy fácil llenarnos la boca hablando maravillas del Señor y de todas las obras que ha realizado, pero éstas pierden todo su valor si no las acompañamos de obras que las respalden. Es en estos casos en los que el Señor prefiere el silencio de nuestros labios y dar lugar para que nuestros actos hablen por nosotros.

Publicidad


“Moisés escuchó a su suegro, e hizo todo lo que él había dicho. Y escogió Moisés hombres capaces de entre todo Israel, y los puso por cabezas del pueblo, como jefes de mil, de cien, de cincuenta y de diez.” Éxodo 18:24-25

Da consejos prácticos. Y como apéndice del punto anterior nos referimos a esos momentos en los que te toca a ti dar consejos para que los demás puedan sobreponerse a un mal momento, por ejemplo. Sabemos que de nada sirve dar un consejo si aún no lo has probado en ti, o si no ha surtido efecto en ti mismo. Es por eso que es mucho más efectivo primero ver los resultados de lo que luego pondrás en palabras a los demás.

Publicidad


“Entonces Noemí dijo: Mira, tu cuñada ha regresado a su pueblo y a sus dioses; vuelve tras tu cuñada. Pero Rut dijo: No insistas que te deje o que deje de seguirte; porque adonde tú vayas, iré yo, y donde tú mores, moraré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.” Rut 1:15-16

Ama. Porque ese es el mensaje final y el más valioso, ya que nada más importa si no hay amor. Y creo que no está de más recordar que no fue otra cosa sino el amor lo que llevó a Dios a entregar la vida de Su único hijo por nuestra salvación; no fue otra cosa que el amor lo que Dios tuvo para con nosotros como para decidir librarnos de pecado, y por supuesto no es otra cosa que el amor lo que día a día nos mueve para luchar por un mundo feliz.





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Hazme un instrumento de tu paz

Demostrando Nuestras Bondades

Liberándote del Pasado