¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Preparando una Celebración Familiar Única

Contemplando el milagro del nacimiento de Jesús, recordamos la importancia de esta fecha tan especial. Este artículo te ayudará a conectarte con tus seres queridos durante esta celebración.

Publicidad


"Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo.»" Lucas 2:10

No siempre es fácil compartir nuestras creencias y deseos de transformación espiritual con nuestra familia y amigos durante esta época del año. A veces, la gente se olvida del verdadero significado de la Navidad. La venida del Salvador siempre debe recordarnos la magia de la renovación espiritual y del apoyo en la Fe y el amor.

Es crucial contar con el apoyo de los que están más cerca de nosotros para poder establecer la importancia de estos días de celebración y unión familiar. Aquellos que puedan seguir el camino de la luz serán más propensos a comprendernos, pero debemos saber que, como el sonido del mar, la calma llegará y podremos sentir la mirada del Señor junto a un manto de comprensión total durante el nacimiento de su Hijo Jesús.

Publicidad


"Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados." Mateo 1:21

Si en algún momento no fluye la paz y la tranquilidad en la celebración y los días previos, debemos pedirle a Dios en oración que interceda y nos ilumine para poder tener un encuentro familiar relajado y distendido. Reconoce tu estado emocional y respétalo. Si hay tristeza, llora por lo perdido y despídete, si hay alegría, disfrútala. Y si hay enojo, identifica el origen de esa ira y apágala, entregándola al Espíritu Santo que te ayudará a sanar.

En oración, esta ceremonia simbólica en la que enterramos los sentimientos negativos, nos permite que la Fe traiga a nuestra alma el sonido de una voz serena que nos indica que el Salvador ha llegado al mundo para guiarnos.

Publicidad


"El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios." Lucas 1:35

Algunas personas experimentan dificultades al reibir las bendiciones de la Navidad. A pesar de contemplar la posibilidad de que Jesús les ofrezca su amor eterno y entrega, todo cae en un abismo sin fondo.

Sin duda, esta situación puede resultar frustrante para las personas que no sienten la bendición del Señor en esta época del año. Llegar a ese nivel de desconexión y alejamiento del Espíritu Santo puede ser complicado.

Aprender a recibir el amor del Padre y su Hijo Jesús implica exponernos con nuestros sentimientos frente a sus enseñanzas. Debemos dejar de lado el orgullo y la resistencia para abrazar la gracia que nos ofrecen en este momento. Confía en la guía del Espíritu Santo para encontrar la paz y la alegría en la Navidad.


"Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz." Isaías 9:6

Es momento de abrazar el espíritu de la Navidad y dejarnos envolver por el amor y la unión familiar. Dejemos atrás los conflictos y las diferencias y enfocémonos en construir una atmósfera de paz y armonía. Recordemos que el poder del Altísimo está presente en nuestras vidas y nos cubre con su sombra protectora. Aprovechemos esta oportunidad para perdonar y ser perdonados, para reencontrarnos con aquellos que han sido importantes en nuestras vidas y para celebrar el nacimiento del Hijo de Dios. La Navidad es un momento mágico que nos invita a reflexionar y a disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos. ¡Aprovechémosla al máximo!




Versículo diario:


Artículos anteriores

Salvando ese Lugar Interior

Alcanzando el Amor Paso a Paso

Programa de Oración 2023