¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Priorizando el Amor Perfecto

Dándole la importancia necesaria para reconectarnos con el corazón.  Encuentra el modo de hacerlo en el siguiente artículo.

Publicidad

“Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento.” Santiago 1:6

La paciencia es el aliado perfecto para andar en el camino de Dios.  No es tarea fácil transitar día a día por las situaciones y escenarios que se presentan en nuestra cotidianeidad.

Los cambios que necesitamos obrar junto al Señor no se darán de un día para el otro sin que pongamos como prioridad la Fe y el amor eterno del Padre Celestial.

Si queremos obrar como Jesús lo hizo, debemos tener la misma paciencia que Él tuvo. Debemos aguardar las respuestas y bendiciones que nos envía Dios desde el Templo de los Cielos. Debemos tener paciencia para soportar todo lo malo que se aparezca en elcamino. Debemos templar el espíritu con amor y paciencia siempre.

Publicidad


“Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.” Romanos 15:13

Debemos buscar siempre un consejo de un ser querido, de un familiar, un amigo, una amiga o simplemente del Señor.

Utilizando el canal de la oración tanto como quieras, ese espacio de encuentro entre el Espíritu Santo y tú, será el momento indicado para abrir tu ser interior hacia Dios.

Pide consejo al Señor para que guíe tu corazón a la hora de tomar decisiones acerca de las cuales no tienes absoluta seguridad.

Tanto Dios como las personas que te conocen, seguramente han pasado situaciones similares a la que se te presenta hoy día y conocen la manera de guiarte en la senda de la verdad y la luz de la Fe.

Publicidad


“Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor.” Efesios 3:16-17

imitando a Dios jamás cometeremos ningún error.  Este es un consejo importante, ya que siguiendo el ejemplo del Señor, ganarás un lugar junto a Él. Conocerás de un modo único cómo amar al prójimo y ayudarle cuando lo necesite.

De esa manera disfrutarás la vida y la verás a través de los ojos del Espíritu Santo, como lo veía Dios y su hijo Jesús. Entregándose 100% al amor y la Gloria que nos salvará de todo aquello que nos genere tentación y nos desvíe del destino de salvación universal.


“Y Jesús les dijo: Los hijos de este siglo se casan y son dados en matrimonio, pero los que son tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan ni son dados en matrimonio;” Lucas 20:34-35

El amor del Señor se manifieta en la oración. Porque nunca debemos dejar de confiar en el poder de la oración. No olvides que la oración es el canal de comunicación más importante que poseemos con Dios.

Al estar en comunicación directa con nuestro Padre, profundizamos nuestra confianza en Él y meditamos en busca de una respuesta acertada para lo que nos ocurra.

Algo esencial a tener en cuenta es que debemos estar en agradecimiento constante cada vez que nos conectamos con el Padre Celestial.  No olvidemos agradecer por todo aquello con que el Señor nos bendice día a día y todas las enseñanzas que nos regaló par apoder evolucionar como seres de luz.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Consiguiendo un Espacio de Paz Mental

Actualizando Nuestra Energía Vital

Despejando el Camino de Incertidumbres

Fortaleciendo Nuestra Confianza