¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Te Acompañará en Cada Paso

Descubre a este personaje fantástico que te acompañará día a día en tu vida. ¿Te animas a adivinar de quién se trata?

Publicidad

“Y también José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David que se llama Belén, por ser él de la casa y de la familia de David, para inscribirse junto con María, desposada con él, la cual estaba encinta.” Lucas 2:4-5

Lucas significa luminoso, iluminado, proviene del latín luce, que significa luz. San Lucas escribió dos libros muy famosos: el tercer Evangelio y Los Hechos de los apóstoles. Es un escritor muy agradable, y el que tiene el estilo más hermoso en el Nuevo Testamento.

Sus dos libros se leen con verdadero agrado. Él era médico, y San Pablo lo llama "Lucas, el médico muy amado". Probablemente cuidaba de la quebrantada salud del gran apóstol.

Publicidad


“Mas el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.” Lucas 2:10-11

Su evangelio es el más fácil de leer de todos los cuatro. Son 1,200 renglones escritos en excelente estilo literario. Lo han llamado el evangelio de los pobres, porque allí aparece Jesús prefiriendo siempre a los pequeños, a los enfermos, a los pobres y a los pecadores arrepentidos. Es un Jesús que corre al encuentro de aquellos para quienes la vida es más dura y angustiosa.

Publicidad


“Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes El se complace . Y aconteció que cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se decían unos a otros: Vayamos, pues, hasta Belén y veamos esto que ha sucedido, que el Señor nos ha dado a saber.” Lucas 2:14-15

Otro nombre que le han dado a su escrito es el evangelio de los pecadores, porque presenta siempre a Jesús infinitamente comprensivo con los que han sido víctimas de las pasiones humanas. San Lucas quiere insistir en que el amor de Dios no tiene límites ni rechaza a quien desea arrepentirse y cambiar de vida. Por eso los pecadores leen con tanto agrado y consuelo el evangelio de San Lucas, el cual fue escrito pensando en ellos.


“Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento; y no comencéis a deciros a vosotros mismos: "Tenemos a Abraham por padre", porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham de estas piedras.” Lucas 3:8

Lucas fue un médico que nació en la ciudad de Antioquía, perteneciente a la antigua Turquía. Su nombre es mencionado en las epístolas de Pablo, además de ser un hombre más de educación griega y de profesión médico. Estaba también emparentado con el diácono Nicolás, un prosélito de Antioquía. Fue miembro de los setenta y dos, el grupo de seguidores de Jesús.

“y el Espíritu Santo descendió sobre El en forma corporal, como una paloma, y vino una voz del cielo, que decía: Tú eres mi Hijo amado, en ti me he complacido.” Lucas 3:22

También se sabe que, en la redacción de su Evangelio, Lucas hizo una prolija investigación entrevistando a diferentes personas, incluyendo a los Apóstoles y a María, la madre de Jesús, quienes fueron testigos de estos hechos, como se puede encontrar en el prólogo del Evangelio y que los Hechos de los Apóstoles es una continuación del mismo.


“Por cuanto muchos han tratado de compilar una historia de las cosas que entre nosotros son muy ciertas, tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra, también a mí me ha parecido conveniente, después de haberlo investigado todo con diligencia desde el principio, escribírtelas ordenadamente, excelentísimo Teófilo” Lucas 1:1-3

Su evangelio es el más largo y el mejor redactado por el uso depurado y equilibrado del griego, como sólo de una persona culta y erudita se podía esperar en tales fechas. Lucanus (Lucas) se hizo cristiano mucho después y según la tradición conoció a María, la madre de Jesús, en una visita que hizo junto a Pablo.


“Y las multitudes le preguntaban, diciendo: ¿Qué, pues, haremos? Respondiendo él, les decía: El que tiene dos túnicas, comparta con el que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo. “ Lucas 3:10-11

Al revelarnos los íntimos secretos de la Anunciación, de la Visitación, de la Navidad, él nos hace entender que conoció personalmente a María, la madre de Jesús. Por esto Lucas cita tanto sucesos de la infancia de Jesús, como habla de los sentimientos de María. Lucas era seguidor de Pablo, "el médico querido". Lucas hizo muchos viajes junto a Saulo de Tarso en su camino por la evangelización, pero Pablo no era un hombre sano y quizás necesitó de la ayuda de Lucas para sus viajes.





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Un Imán para el Éxito

La Herramienta Definitiva: El Perdón

Con la Compañía Perfecta