¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Realizando Esfuerzos Necesarios para Sanar

Es un momento importante para reunir fuerzas y esperanza y lograr dar ese salto de sanación necesario. Descubre acciones sencillas que nos conectarán con nuestra espiritualidad y nos acercarán a un camino diferente en la vida.

Publicidad


"Nosotros amamos porque él nos amó primero." 1 Juan 4:19

La profundidad que logramos al conectarnos con nuestro ser interior y nuestra espiritualidad depende de nuestra disposición y nuestro esfuerzo. Nuestro Padre en el cielo está siempre dispuesto a dar cosas buenas a aquellos que le piden.

Por lo tanto, la oración es una comunicación esencial con Dios, ya que nos permite elevar nuestros ojos al cielo y estar dispuestos a escuchar su voz. Debemos tomar el tiempo cada día para orar en soledad y pedir la ayuda y protección de Dios.

Pero nuestro Padre no se inmiscuye en nuestras vidas si no le pedimos que lo haga. Él siempre está escuchando, incluso cuando nuestra fe se debilita y la oscuridad nos rodea. Él nos guía y nos tranquiliza, esperando nuestra palabra para responder.

Publicidad


"Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras." Romanos 8:26

Con tu fuerza interna y tu paciencia, tendrás dominio propio para conquistar cualquier anhelo u objetivo de vida.

Al igual que atendemos las necesidades de nuestros hijos, nuestro Padre está siempre dispuesto a cuidar de sus hijos. Por lo tanto, debemos hablar con él y expresar nuestras dificultades, dolores y alegrías. Él nos escuchará y nos responderá, haciéndose presente en nuestras vidas.

Para conectarnos con nuestra espiritualidad y seguir el camino del Señor, debemos vestirnos con la armadura de Dios. Esto nos dará la fuerza interna necesaria para hacer frente a las artimañas del diablo y tomar el control de nuestro presente. Realizando obras de bien y orando con sinceridad, podremos experimentar una maravillosa sensación de amor y paz interior.

Publicidad


"Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo." Efesios 6:11

Las montañas son un símbolo de fortaleza y poder en nuestra vida espiritual.

Levantar nuestros ojos hacia ellas nos recuerda que nuestra ayuda proviene del Señor, el creador del cielo y la tierra.

A veces, nuestros días pueden parecer una escalera interminable, donde subimos y bajamos sin alcanzar nuestra meta deseada. En esos momentos, es importante recordar que no estamos solos.

El Espíritu Santo está con nosotros para guiarnos y ayudarnos a superar cualquier obstáculo. Tu familia representa un faro de luz que te guía en los momentos y escenariode dificultad. Ellos son tu refugio material en la vida terrenal. Mientras que el Señor es tu guía espiritual y tu luz en la senda del bien para poder acercarte al destino de Fe.


"A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra." Salmo 121:1-2

El Espíritu Santo intercede por nosotros en nuestra debilidad y nos ayuda a encontrar las palabras adecuadas para expresar nuestras necesidades y deseos.

Cuando nos sentimos perdidos o desanimados, podemos acudir a él en oración y confiar en que nos guiará hacia nuestro destino de fe.

Para conectarnos con nuestra espiritualidad, es importante trazar un mapa hacia nuestro destino de fe. Esto implica hacer una lista de nuestras intenciones y diseñar pequeños objetivos diarios que nos acerquen a ellas.

Debemos ser flexibles y estar dispuestos a corregir el rumbo cuando algo no salga como deseamos. También debemos estar abiertos a explorar y profundizar en nuestra espiritualidad junto a nuestros seres queridos.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Salvando ese Lugar Interior

Alcanzando el Amor Paso a Paso

Programa de Oración 2023