¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Reconectando con la Inspiración

Vuelve a encontrar un espacio de creación propio. Navega el siguiente artículo y descubre fuentes de inspiración para tu vida.

Publicidad


"Reconoce y considera seriamente hoy que el Señor es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y que no hay otro." Deuteronomio 4:39

En este momento de tu recorrido por la senda del Señor, tenemos que afrontar una lección. Cada fase nos ofrece una inspiración distinta y un conocimiento único, que emana únicamente de la sabiduría del Padre Celestial. Los seres humanos actuamos de manera similar en diversos contextos y momentos de nuestro camino.

En primer lugar, reflexionamos sobre las necesidades que deben ser atendidas; luego, trabajamos en el desarrollo de la idea o plan para alcanzarlas. Observamos los resultados y, por último, evaluamos todo lo ocurrido y extraemos la enseñanza, para cerrar un ciclo y dar paso a uno nuevo.

Permanecer estáticos, en silencio, sin cambios, nos privará de experimentar nuevas etapas de crecimiento espiritual. Es un período para la reflexión, el autoconocimiento y la conexión más profunda con el Espíritu Santo.

Publicidad


"¡Cuánto te amo, Señor, fuerza mía! El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite!" Salmo 18:1-2

Si logramos encontrar la calma, podremos disfrutar de momentos propicios para la introspección y la oración. Para descubrirnos a nosotros mismos en comunión con el Señor. Pequeños rituales diarios, dedicando tiempo de calidad a la oración y a la lectura de la Biblia, nos ayudarán a tomar decisiones trascendentales en el futuro.

Medita en el silencio. ¿Qué pensamientos predominan en tu mente? ¿Qué ideas necesitan reposar en letargo? ¿Cuáles requieren un proceso de maduración antes de salir fortalecidas a la luz?

Publicidad


"Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad." 1 Juan 1:6

Si percibes que es el momento adecuado para la reflexión interna, busca conectarte con el reposo. Reconectarte contigo mismo te permitirá armonizar tus sentidos y emociones.

Date la oportunidad de escuchar con mayor atención, de prestar más atención a tu mundo interior que al exterior, de deleitarte en la tranquilidad y la serenidad de la Paz.

Es fundamental cuando experimentamos momentos de desasosiego emocional en nuestro ser, prestar atención a las señales y a las personas que nos rodean en este momento.

No es necesario exigirnos demasiado, pero sí es importante recurrir a aquellos que mejor nos conocen para retomar nuestra práctica espiritual habitual.


"A los justos los guía su integridad; a los falsos los destruye su hipocresía." Proverbios 11:3

Aprende a inspirarte en las historias y relatos que nos recuerdan a Jesús y a Dios. Conversa con tus amigos, amigas y familiares disponibles. Ellos son instrumentos del Espíritu Santo que actúan con esperanza conforme a los mandatos del Señor. Sus vivencias y enseñanzas servirán como espejo de tus emociones, pensamientos y sensaciones.

No pongas en duda tus capacidades como hijo o hija del Padre Celestial; Él nos escucha, nos guía y nos ayuda a mejorar como personas cada día.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Retomando el Contacto Celestial

Verificando la Fe en Nuestro Interior

Extiende la Alegría a tu Hogar

Decidiendo un Futuro de Paz

El Ejercicio Justo para el Corazón

Reviviendo Nuevamente la Esperanza