¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Redescubriendo las Guías de Nuestras Vida

Mantenernos de manera positiva nos ayudará a seguir adelante por el camino de iluminación. En el siguiente artículo se estarán reflejando las mejores prácticas para tí.

Publicidad


“El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro” Salmos 18:2

Podemos apoyarnos y afianzarnos sobre Dios para seguir adelante cuando se nos presenten momentos complicados.

También es Nuestro Padre Celestial quien nos guía en su plan divino para poder enfrentar y comprender sus mensajes. Por momentos serán planteos y situaciones específicas. Quizás por otro lado aparezcan personas a nuestro lado y por nuestro sendero, para que las ayudemos o simplemente para recibir su guía.

Publicidad


“Señor, mi salvador, ¡ven pronto en mi ayuda!” Salmos 38:22

¿Estamos anhelando alguna situación que nos ayude a ser mejores personas? ¿Qué se necesita para dar ese salto de Fe en tu vida?

Es algo tan simple y claro para ver que muchas veces se torna invisible a los ojos, pero muy preciso para el corazón: El Espíritu Santo.

Si logramos basar el día a día y todo lo aprendido hasta el momento sobre nuestro Salvador, tendremos una visión superadora en toda cirscunstancia y eventualidad. No hay fuerzas mágicas ni recetas que funcionen. Simplemente en la oración, en la lectura de la Biblia y en la entrega hacia Dios, radica realmente el poder de la Fe.

Publicidad


“El es el que hizo la tierra con su poder, el que estableció el mundo con su sabiduría, y con su inteligencia extendió los cielos.” Jeremías 51:15

Nuestro Padre Celestial no se equivoca y nunca deja de acompañarnos en nuestro evolución espiritual.

Dentro de su plan divino está trazando y pensado oportunidades para cada una de sus hijas e hijos, para que puedan recibir las certezas necesarias que les permitan vivir en comunión y fraternidad emocional.

La Palabra nos deja enseñanzas de todo tipo, para que podamos entender que debemos mirar más allá de las nubes que ocultan el sol y observar el árbol que tapa el bosque, para poder realmente comprender por qué estamos pasando por los escenarios y situaciones de aprendizaje actual.


“Ciertamente El asombrará a muchas naciones, los reyes cerrarán la boca ante El; porque lo que no les habían contado verán, y lo que no habían oído entenderán.” Isaías 52:15

Claro que tenemos una conexión con el Espíritu Santo, que nos permitirá demostrar con decisiones y acciones concretas lo que anhelamos para nuestro corazón. 

Trasladando el mensaje divino, repleto de esperanza y amor, podremos continuar fielmente su senda de descubrimiento y aprendizaje. Con respeto, acercándonos a quienes más lo necesiten, estaremos poniendo presente su Palabra y su Gloria en nuestras manos.

Sea cual fuere el momento de vida que estamos transitando, Jesús estará presente en ti y en quienes nos rodean como hermanos y hermanas de la Fe.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Renovando la Confianza del Amor

Mirando Hacia el Frente y con Esperanza

La Rutina de Superación Definitiva

El Descanso Universal