¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Reorganizando y Priorizando las Metas

Tenemos posibilidades infinitas junto al Señor para poder seguir adelante durante este nuevo año. Conoce el modo de acercarte a su luz en el siguiente artículo.

Publicidad


"Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre." Proverbios 5:18-19

Como seres del Señor, conocemos la importancia de caminar en la luz y seguir la senda que Dios ha trazado para cada hijo e hija del Espíritu Santo.

El amor, la familia, nuestra ocupación cotidiana y la salud son los pilares que nos sostienen en este viaje, y es importante mantener una rutina equilibrada para no desviarnos del camino.

Tener un compañero en Cristo puede proporcionarnos compañía y consejo mientras navegamos juntos por este camino, ayudándonos a superar las pruebas que Dios nos presenta para crecer espiritualmente y convertirnos en mejores personas.

Esto es especialmente cierto cuando se trata de la institución de la familia, que es sagrada a los ojos de Dios. Al construir relaciones con nuestros seres queridos basadas en el amor al Padre Celestial, la confianza mutua y los valores compartidos, podemos elevar a la familia a la posición de honor que merece.

Publicidad


"Porque si en el manejo de las riquezas injustas ustedes no son confiables, ¿quién podrá confiarles lo verdadero?" Lucas 16:11

A veces, sin embargo, uno de los pilares que puede desequilibrarse muchas veces tiene que ver con nuestra cotidianeidad doméstica y el modo en que administramos nuestras necesidades y finanzas.

Podemos sentirnos abrumados por las deudas e inseguros sobre nuestro futuro: debemos comprender que es fácil sentir que necesitamos un milagro para volver a encarrilarnos.

A menudo la solución puede ser mucho más sencilla: sólo tenemos que dedicar tiempo a organizarnos a diario. Busca un lugar tranquilo y reserva algo de tiempo para centrarte en este asunto, y considera la posibilidad de buscar el consejo de un amigo o profesional de confianza que pueda ayudarte a encontrar una solución.

Publicidad


"Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y Salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo. Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo ” Efesios 5:22-24

En tiempos de incertidumbre y lucha, es natural recurrir a nuestra espiritualidad en busca de respuestas.

A través de la Fe, la oración y el amor de nuestro Señor, podemos encontrar la salvación del miedo y el sufrimiento.

Recuerda que nuestro Padre Celestial siempre vela por nosotros y nos guía con su luz amorosa. Cada prueba es un reto y una oportunidad para reafirmar nuestro amor por el Salvador. Confía tu cuerpo, corazón, mente y alma al Espíritu Santo, y considera la posibilidad de incorporar a su vida alimentos saludables y una rutina regular de ejercicios que le ayuden a sanar tanto física como espiritualmente.

Este tipo de medidas ayudará a transitar el nuevo año de un modo más sólido, natural y único junto a las bendiciones del Señor.


"Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente." 3 Juan 1:2

Si logramos incorporar y darle prioridad a estos pilares, junto a la guía de Dios,  podemos encontrar el equilibrio y la fuerza en nuestro viaje por la vida.

Como seres que nos rodeamos de la buena voluntad de Cristo, es importante mantener siempre la mirada fija en la luz, sabiendo que con la ayuda del Padre Celestial podemos superar cualquier obstáculo y alcanzar todo nuestro potencial.

En este recorrido que inicia con el nuevo año, no olvidemos a todas aquellas personas que más nos necesitan: nuestra intervención servirá como instrumento de sanación que El Señor dispone para que puedan seguir con su desarrollo espiritual.

Tenemos 365 oportunidades en este nuevo año para reconectar con la Fe, con el amor, con la familia y los pilares que nos ayudan a seguir adelante en nuestro desarrollo como hijas e hijos de Dios.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Salvando ese Lugar Interior

Alcanzando el Amor Paso a Paso

Programa de Oración 2023