¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Sumando Oportunidades hacia un Destino de Felicidad

No debemos olvidarnos que a cada paso encontraremos una nueva chance de mejorar como personas. Explora en el siguiente artículo el modo de reconocer estas oportunidades.

Publicidad


“Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.” Mateo 28:19

Tener una postura defensiva o simplemente irreal respecto a lo que sentimos por el Espíritu Santo es algo que no nos llevará a buen puerto.

La transparencia y la claridad ante nuestros sentimientos, pensamientos y decisiones nos acercarán al camino de la Fe. La razón por la que anhelamos ir junto a Dios, simplemente radica en poder ser 100% naturales y reales.

Con el Señor nunca tenemos que aparentar ni fingir. Él más que nadie nos conoce y sabe las respuestas adecuadas, tiene los momentos y los escenarios preparados en su plan divino para completar nuestro destino de amor y de paz.

Publicidad

“Por tanto, somos embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; en nombre de Cristo os rogamos: ¡Reconciliaos con Dios!” 2 Corintios 5:20

Para poder amar a Dios intensamente, cada mañana debemos repasar en oración y lectura de la Palabra Santa, todas aquellas dudas que no nos permitan avanzar con seguridad. Tenemos que poder afianzar nuestra confianza y salir adelante en cada batalla y escenario adverso junto a la Fe y a la esperanza.

Cuidando a nuestros seres queridos, a nuestras familias, a las personas que más lo necesitan, extenderle una ayuda. Ser instrumentos del Padre Celestial para los más necesitados.

Publicidad


“sino que así como hemos sido aprobados por Dios para que se nos confiara el evangelio, así hablamos, no como agradando a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones.” 1 Tesalonicenses 2:4

Debemos poder procesar y pensar cada acción que tomemos junto al Espíritu Santo. Intentar analizar si realmente lo que estamos por decir o hacer se encuentra alineado con nuestro objetivo divino en la vida.

Dios puede mostrarnos con alguien que aparezca en nuestro destino un aprendizaje nuevo. Una oportunidad para reconectar nuestro corazón con el amor del Padre Celestial.

Tenemos en este instante la más noble misión: un nuevo despertar en la vida.


“Estén en alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.” Mateo 26:41

Lograr formarnos y construir una alianza espiritual única con El Señor es una oportunidad que siempre tendremos disponible, diariamente y en cada rincón de nuestro ser interior.

Nuestra mirada puede estar sabiamente orienta hacia las bondades con las que Dios nos creó. De esta manera florecerá el agradecimiento eterno cuando estemos leyendo la Biblia y orando para poder sanar nuestro corazón.

Con cada plegaria nos acercamos a nustro Padre Celestial que siempre nos estará cuidando y ayudando para que podamos estar en paz, con salud y con felicidad.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Consiguiendo un Espacio de Paz Mental

Actualizando Nuestra Energía Vital

Despejando el Camino de Incertidumbres

Fortaleciendo Nuestra Confianza