¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Reflexiones que te Ayudarán a Superarte

Los momentos complicados de la vida nos ponen a prueba. Debemos comprender los motivos por los cuales estamos viviéndolos. Explora el siguiente artículo para encontrar el significado de estas pruebas.

Publicidad

“No temas, estoy contigo. Yo soy tu Dios, no tengas miedo. Te fortaleceré, sí, te ayudaré. Te salvaré con mi mano victoriosa.” Isaías 41:10

Afrontar una mala noticia siempre es tarea complicada, recordemos que es algo que nos toma de improviso y nos parece que es algo para lo que nunca estaremos preparados.

Pero, aún así, es la voluntad de Dios ponernos a prueba de la manera que Él lo considera necesario. Es nuestro deber como hijos de Dios recurrir a su palabra para de esa manera tratar de entender qué nos quiere decir Cristo con esta situación.

Publicidad

“Considero que los sufrimientos del tiempo presente no son nada si los comparamos con la gloria que habremos de ver después.” Romanos 8:18

Pongamos como ejemplo la muerte de un ser querido: Una parte nuestra, debido al tiempo compartido en vida con la persona que ya no está, va a tender a centrar la mirada en esos lugares vacíos que dejó al partir.

Debemos reparar en lo difícil que será para nosotros realizar el debido duelo y cómo nos las arreglaremos de ahora en más. Recordemos en ese momento, la alegría y felicidad de nuestro ser querido, cuya alma ya se encuentra en camino a reunirse con Dios.

Publicidad

“Él secará todas sus lágrimas, y ya no habrá muerte ni sufrimiento, ni llanto, ni dolor, porque el mundo que existía antes ya desapareció.” Apocalipsis 21:4

Pensemos entonces quién nos acompaña día a día, quién es nuestro confidente y amigo, nuestro padre y buen pastor; pensemos también quién es aquel que ha confiado en nosotros desde el principio y jamás nos ha juzgado, sino comprendido y amado tal como somos

.Desde lo profundo de nuestros corazones siempre hemos sabido que la respuesta a todo es Dios, tan sólo estos momentos complicados que nos tocan atravesar, a veces nublan nuestra vista y terminamos rendidos a la depresión.


“Tus promesas me dan esperanza; ¡no te olvides de ellas! Tus promesas me dan vida; me consuelan en mi dolor.” Salmos 119:49-50 

Pero, ¿Qué nos queda para los que quedamos en vida? Es en esos momentos donde debemos aferrarnos a lo más valioso que nos han dejado aquellos que partieron: el recuerdo.


El recuerdo de las memorias más felices que junto a ellos hemos compartido, el ejemplo de las personas que fueron y que nos hizo amarlas y respetarlas todavía más, ya que cuando un ser querido se va, lo que nos queda son sus recuerdos convertidos en enseñanzas, los que nos convierten en mejores personas.





Versículo diario:


Artículos anteriores

Expresiones de Transformación Positiva

Conectando con un Futuro Esperanzador