5 consejos para evitar que el miedo te paralice

No esperes a que el miedo toque a tu puerta, adelántate unos pasos y destiérralo definitivamente con estos pasajes bíblicos que te ayudarán a levantarte.

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.” Isaías 41:10

Nada es imposible para Dios. Si te encuentras atravesando una situación en la que inevitablemente sientes que el miedo se apodera de ti, debes recordar que al tú haber aceptado andar el camino de Dios, Él caminará siempre a tu lado, y conociéndolo un poco verás cómo nada es imposible para Él, ni siquiera el miedo puede doblegarlo. Por ende, no temas, ya que el Señor velará por ti.

Publicidad


“Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.” Josué 1:9

Ora. Un buen recurso cuando sentimos que el miedo se avecina es intensificar nuestros momentos de oración. Recordemos que la oración posee poderes sorprendentes que se revelan cuando logramos establecer esa conexión única con Dios, mediante la cual Él nos dice que todo estará bien. No debemos olvidar que las promesas de Dios son verdaderas y los engaños mediante los cuales el miedo pretende someternos son todos intentos fallidos.

Publicidad


“Porque yo soy el Señor, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; yo soy quien te dice: No temas, yo te ayudaré.” Isaías 41:13

Recurre a la Santa Biblia. Personalmente siempre vi a las Sagradas Escrituras como un refugio en la tormenta, un compendio de las lecciones más valiosas que Cristo nos regala y que nos sirven en todo tipo de situaciones. El miedo puede ser fácilmente erradicado si nos sumergimos en los pasajes de la Biblia en los que nos muestran cómo Dios nunca fue sometido a la parálisis frente al miedo. Recordemos que a través de sus páginas encontraremos lo necesario para vencerlo.

Publicidad


“Aún si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque Tú estás a mi lado; Tu vara de pastor me reconforta.” Salmos 23:4

Pide consejo. Siempre es saludable rodearnos de personas que nos enaltezcan, seres queridos que buscarán lo mejor para nosotros basados en el cariño que nos tienen. Entonces, una buena idea es pedirles consejo cuando nos encontremos atravesando una situación que fácilmente puede terminar con el miedo paralizándonos. Estará en nosotros tomar ese consejo, o las partes que necesitemos, para utilizarlo finalmente en nuestro provecho y de esa manera desterrar el miedo de nuestra vida.

Publicidad


“Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará.” Deuteronomio 31:6

Refúgiate en tus seres queridos, puesto que son ellos tu propia red de contención así como tú eres la de ellos cuando lo necesitan. Recuerda que el miedo buscará infiltrarse por donde pueda para lograr su cometido, pero sus planes se verán rápidamente frustrados si tu te refugias en tu seres queridos. No por nada el dicho dice que la unión hace la fuerza.