¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

5 Prácticas Cotidianas para el Corazón

Ejercicios, creación de momentos y espacios para sentir que tu alma se renueva. En el siguiente artículo encuentra maneras de sentir al Espíritu Santo cada vez más cerca.

Publicidad


"Como tenemos estas promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación." 2 Corintios 7:1

Predisposición, apertura, empatía, ganas de sentirnos felices. Todo esto es lo que necesitas y deberemos tener en el corazón para recibir las enseñanzas del Señor.

La lectura de la Biblia y de las Sagradas Escrituras nos podrán dar una mirada muy enriquecedora sobre las obras de Nuestro Padre Celestial y su hijo Jesús.

Dependerá mucho si se trata de la primera vez que intentas leerla, o de si habías relegado la dedicación diaria a esta práctica de sanación.

Si se trata de tus primeros pasos en la profundización del Espíritu Santo recomendamos realizar un poco de investigación previa sobre los libros y relatos que componen la Biblia te ayudará a comprender mejor su estructura y significados.

Quizás buscar algunos pasajes específicos que deseas leer. Si en realidad lo que sucedió fue que retomas la lectura luego de mucho tiempo, intenta releer aquellos pasajes que te marcaron, que recuerdas con mayor énfasis. Te devolverá al ritmo necesario para encomendarte en la palabra de Dios.

Publicidad


"Ten compasión de mí, oh Dios, conforme a tu gran amor; conforme a tu inmensa bondad, borra mis transgresiones. Lávame de toda mi maldad y límpiame de mi pecado." Salmo 51:1-2

Si cuando comienzas la lectura, encuentras necesario buscar la interpretación de un pasaje específico, en diversas fuentes para contrastar su significado con lo que pudimos interpretar, no lo dudes. Cuanto más profundo sea tu vínculo con la Fe, más alimento recibirá tu corazón por parte de Dios.

Recuerda que muchas veces podemos estar en un buen o mal día, las palabras y frases pueden llegarnos de un modo inesperado. Pero siempre es interesante poder leer otras visiones o miradas sobre un mismo texto para enriquecer la sabiduría de la Fe y sorprendernos de poder aprender sobre el Padre.

Publicidad


"Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo." Efesios 6:11

Si encuentras relatos, aprendizajes o versículos que realmente te conmuevan y te llenan el alma, deberás marcarlos directamente en tu Biblia. Volver a encontrarlos con facilidad y mantenerlos presentes en tu cotidianeidad, te ayudará a reconectar con el espíritu santo con rapidez y te mantendrán en el camino de la Fe.

También te recomendamos escribirlos y colocar dichas frases o pasajes específicos en lugares visibles de tu casa, para que puedas verlos siempre que pases por ese espacio. Llevar alguna como fondo de pantalla del celular, de tu computadora o alguna impresión en un papel de tu billetera.


"Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará." Deuteronomio 31:6

Cuando uno se encuentra en una situación complicada o un problema que te mantiene en un umbral de sombras, podremos recurrir a la inspiración de ciertos temas específicos que se encuentran en la Biblia.

Buscar el tema o el autor del libro que haya narrado una situación similar y luego dirigirnos a ese pasaje nos construirá un puente entre la iluminación divina de Jesús y todo lo que Dios Padre le enseñó a cada hijo e hija.

También podremos realizar alguna búsqueda previa sobre el tema, leer interpretaciones y reflotar esa carta o lectura expresada para que nos inspire e ilumine hacia una solución adecuada. Para que nos vuelque hacia una salida esperanzadora repleta de ilusión y amor.


"No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Esta es la herencia de los siervos del Señor, la justicia que de mí procede —afirma el Señor—. "Isaías 54:17

Leer en voz alta ayuda a personificar las narraciones, pasajes y vivencias que se describen en los santos relatos. Realizar una interpretación viva de los diálogos y situaciones (como cuando le narramos un cuento a nuestros hijos), repercute profundamente en todos los sentidos de nuestro ser.

También se recomienda realizar lecturas grupales para luego poder debatir los versículos tratados, ya que en la diversidad de interpretaciones, tonos de voz, entusiasmo y experiencias vividas, nos enriqueceremos con la palabra de Dios.

Como cualquier disciplina que requiere un entrenamiento y dedicación constante.

Realizando lecturas diarias te volverá a reconectar con tu corazón y tu ser espiritual. Es muy prudente tomarse el tiempo para reflexionar sobre el tema tratado en ese día de lectura. Pensar en cómo la temática desarrollada se aplica en nuestra vida actualmente y qué podríamos hacer para acercarnos alineadamente a su planteo.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Oraciones y Plegarias del mes de Julio

En La Puerta del Cielo

Registrando un Viaje Hacia tu Bienestar

Un Buen Ejemplo en la Vida