¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Agradecer: Retribuyendo Milagros en tu Vida

Es importante poder reconocer en la vida todas las bendiciones recibidas y los dones que Dios nos otorgó. En el siguiente artículo podemos descubrir maneras de agradecer para sentirnos en armonía.

Publicidad


“La bendición del Señor es la que enriquece, y El no añade tristeza con ella”. Proverbios 10:22

Poder llenarte de un sentido de gratitud por todo lo maravilloso que pasa en tu vida será la clave de este tránsito que llevas adelante día a día por el camino de luz de nuestro Salvador.

Estás en una etapa de aprovechar las bendiciones que tienes, de vivir y valorar el presente, de disfrutar el día día con intensidad y consciencia.

No vale la pena estar con preocupaciones por lo que ya pasó y tampoco por lo que va a pasar. Poder estar con foco en el ahora y en las oportunidades que nuestro Padre Celestial nos otorga para sanar y mejorar en la vida, nutrirá tu cuerpo y tu alma. 

Es una etapa dedicada al agradecimiento: por los dones que tienes, por tu familia, tus amistades, tus oportunidades. ¿Ya oraste hoy en agradecimiento?

Publicidad


“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11

Comenzar tu día valorando los espacios que en este último año se han convertido en tus hogares. Valora el cariño que te ha brindado el Señor, el calor que te ha acompañado en cada paso.

Has logrado relaciones familiares llenas de armonía y felicidad, te ha costado esfuerzos enormes pero has salido llegar a un equilibrio en el cual cada uno en la familia cuenta con su espacio de individualidad. Recordando siempre la comunión, el amor y la paz que amalgama a cada familia y ser querido que compone tu círculo más cercano. 

Seguramente queden algunos temas y cuestiones para resolver, pero apostando y buscando el modo de mejorar y compartir tiempo en común con cada uno de tus familiares, pensando en salidas, y viajes. Buscando espacios y momentos para poder unirse en el amor y el respeto que Jesús nos inculcó en la cruz.

Publicidad




“para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”. Mateo 5:45

Te ha llevado mucho tiempo, pero has sabido dar forma a tu sistema de creencias y valores junto al Espíritu Santo. Tú sabes que siguiendo la Fe y al Señor lograrás solidez en lo que emprendas, ya que estas creencias son la base en la cual se sostendrán tus acciones.

Es momento ahora de seguir el camino iluminación que nos ayudará a seguir en lo que dicte el corazón.

Esta contención espiritual que creaste seguirá allí para ti, pero es importante que te guíes por lo que que quieres, no por lo que los demás esperan de ti. No hay fórmulas a seguir, tienes que confiar en lo que Jesús dejó como su legado de amor.


“Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría”. 2 Corintios 9:7

Reconoce todas las emociones que sientas en este momento. Podrás tomar nota de todas aquellas que se repitan en tu mente. Pueden ser personas que te generan sensaciones, puede contemplar también algún gesto o acción (como un abrazo por ejemplo). ¿Qué se transmite con cada una de esas emociones que identificas? ¿Calma, irritación, felicidad, tristeza, melancolía? Dependiendo de cómo te sientas hoy, podrás tomar la decisión correcta. Seguir adelante de un modo triste y melancólico, atado a recuerdos del pasado o simplemente encomendar tu corazón a una vida repleta de amor, respeto, esperanza, paz y bendiciones.





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Liberándote del Pasado

Reparando Heridas del Corazón