¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Aprendamos a Comprender al Prójimo

Si logramos colocarnos en la piel de la otra persona observaremos un mundo nuevo. Explora en el siguiente artículo cómo acceder a esta oportunidad de vida.

Publicidad


“Pues aún los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.” Lucas 12:7

Si nos encontramos analizando a lo largo de nuestra vida cuantas personas conocimos e interactuamos en los distintos ámbitos del día a día, nos sorprenderemos con el número que representan. Muchas personas, en distintos momentos del desarrollo de nuestro camino de nuestra escuela, de nuestro trabajo, de la universidad, del club o un familiar.

Todas son oportunidades que nos brinda El Señor para intentar aprender de cada paso que damos. De cada persona que se nos acerca, podemos lograr alcanzar una conexión única, junto al Espíritu Santo.

Este tipo de análisis, nos abrirá los ojos y podremos pensar desde una perspectiva más amplia y contemplativa. ¿Logramos ser instrumentos de sanación espiritual junto a Dios?

Publicidad


“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremías 33:3

Esta actitud se puede contagiar. Si logramos depossitar la mirada en la otra persona, cuando se nos acerca a pedir ayuda, o cuando se nos acerca alguien que nos quiere ayudar. Esto es parte de un propósito superior y más importante.

El Padre Celestial nos busca enseñar un sendero de iluminación con su Gloria y su basta experiencia.

Bien sabemos que en la Biblia existen diversos ejemplos de su sabiduría, donde lo que más podemos ver es como Jesús durante todo su recorrido de vida, lograba demostrar con el amor, el respeto, la esperanza y el perdón, que en el camino de Dios nada es imposible.

Siempre estaremos guiados por nuestro Padre, recibiendo sus consejos, pidiendo por su ayuda en oración y lo más importante, recordando que somos hijos e hijas de su creación.

Publicidad


“Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue.” Lucas 4:30

Si tenemos una apertura mental y espiritual hacia este tipo de señelaes y aprendizajes, podremos entonces recibir bendiciones a toda hora y en todo lugar. 

Nuestro Dios nos presentará una oportunidad de crecer y recibir esa sabiduría cuando nos acerquemos a estos seres de luz que nos necesiten.

También en el momento que alguien nos esté escuchando y ayudando en los momentos difíciles, debemos recordar que el Espíritu Santo nos depositó frente a nuestros ojos a esta persona especial.

La sabiduría del Señor nos rodea y nos guía en todo momento.


“Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.” Romanos 12:18

Obrando con el ejemplo, intentando realizar este ejercicio de ayudar a quién lo necesite con regularidad, nos permitirá acercarnos al destino de Fe con facilidad.

Debemos estar equilibrando nuestras decisiones, nuestros pensamientos y emociones hacia un destino divino, de paz y amor. El respeto, la oración y nuestra comunidad con el Padre Celestial, serán las herramientas necesarias para salir adelante en cualquier escenario o situación que se nos plantee.

En oración y en agradecimiento, debemos asegurar darlo todo, sentirnos parte del reino de Dios y darnos completamente para poder vincularnos cada día un poco más con la Fe.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Consiguiendo un Espacio de Paz Mental

Actualizando Nuestra Energía Vital

Despejando el Camino de Incertidumbres

Fortaleciendo Nuestra Confianza