¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Atrévete a Sentir la Energía Positiva en tu Ser

Si logras mantenerte con una actitud atenta, de solidaridad constante y de disposición hacia una vida mejor, podrás sentir una energía única. Aprender a ejercitar ese camino de sanación con los siguientes versículos.

Publicidad


"¿Por qué permite Dios que los sufridos vean la luz? ¿Por qué se les da vida a los amargados?" Job 3:20

Si alguna vez te preguntaste desde dónde viene esa solución o esa respuesta que necesitas para seguir adelante, debes comprender que nuestro Padre ya tiene listo lo que necesitas. Nada de los que acontece en nuestras vidas se encuentra librado por el destino o el azar. Si un hecho concreto te permite destrabar tu sanación, deberás abrir los ojos y el corazón para poder asimilarlo de la mejor manera posible. Dios Padre quiere que sigas en el camino de la Divinidad y para ello te pone a prueba a diario. Desea que continúes con su Voluntad tanto en la tierra como en el cielo y para ello debes estar en línea con la Fe.

Publicidad


“Porque el que es bendecido en la tierra, será bendecido por el Dios de la verdad; y el que jura en la tierra, jurará por el Dios de la verdad; porque han sido olvidadas las angustias primeras, y porque están ocultas a mis ojos.” Isaías 65:16

De poco servirá si el foco de tu atención radica en la desesperación o el aislamiento de no poder salir de ese problema. Deberás comprender que si los conflictos en tu entorno te envuelven, tienes que tomar las riendas y moverte fuera de esa niebla que no te permite ver por delante.

Que nubla tu corazón y los sentidos que te hacen conectar con el Espíritu Santo. Pero la realidad radica en que Él es el único y verdadero camino hacia la salvación. Orando y acudiendo a nuestro Padre Celestial, podremos encontrar la Paz y la guía necesaria para sentirnos vivos nuevamente.

Queremos y anhelamos que todo pase y vuelva a un estado normal. Queremos retroceder el tiempo y pedimos ayuda para tener esa sensación de bienestar efímero que en el pasado nos brindaba felicidad.

Publicidad


"Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo." Juan 17:24

¿Cuánto tiempo más debemos esperar para actuar? ¿Podremos identificar la señal que Dios nos envíe? Resulta importante poder comprender a aprender que los tiempos de nuestros días no se condicen con los tiempos de Nuestro Padre. En la mayoría de las veces, las ansiedades superan en velocidades luz las necesidades de salvación que el Espíritu Santo conlleva en la Fe.

No se mide por momentos ni por tiempos. Tampoco maneja momentos del año o épocas estacionales. Una dimensión más profunda y ligada a la revelación divina nos sitúa en un lugar único como hermanos y hermanas.

Queremos cosechar de un modo apresurado sin haber realizado el procedimiento previo y ordenado de la plantación en nuestros corazones.


“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora” - Eclesiastés 3:1

La analogía es muy clara y debe iluminar nuestras mentes: es necesario que podamos cultivar nuestra Fe, orando, asistiendo a misa, leyendo las Sagradas Escrituras, realizando obras de bien para los más necesitados y poder tener esa conversación necesaria con nuestro Dios Padre. Movernos en el sentido contrario a lo que dicta nuestra misión Divina, provocará malestares innecesarios.

Por eso aunque se nos muestre que la solución sea muy dificultosa. La respuesta sea costosa o muy grande de llevar adelante, debemos siempre intentar cumplir con la Palabra de Dios. Si deseamos tener esa sabiduría celestial y la revelación del Señor, entenderás entonces que su guía ha sido hecha para ti.





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Hazme un instrumento de tu paz

Demostrando Nuestras Bondades

Liberándote del Pasado