¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Claves Fundamentales para Renovar tu Confianza

Siempre resulta interesante poder detenernos a meditar y pensar sobre los pilares fundamentales para poder confiar. Navega por el siguiente artículo y reconoce en tí esas guías fundamentales para reforzar la esperanza.

Publicidad


“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús". Filipenses 4:6-7

¿Merecemos cada parte de nuestras vidas? Muchas veces nos sucede que vemos personas exitosas y pensamos "se lo merecen ya que han trabajado muy duro para llegar allí". Sin embargo, con nuestro ser individual somos muy exigentes, pensamos que no merecemos los logros en nuestra realidad ¿Por qué nos castigamos tanto? 

En este momento, debes comprender que el Señor te bendijo con muchos de tus logros. Debes intentar comprender que el Espíritu Santo se presenta en tu vida de distintas maneras desde hace mucho tiempo.

Gracias a tu Fe, al creer en que la Gloria del Señor te ayuda en cada decisión y en cada paso te asegura que has alcanzado un amor inmenso.

No te debe preocupar la envidia, ni el qué dirán otras personas. Tú vives con mucho amor que proviene del Padre Celestial.

Publicidad


 “Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús”. 1 Tesalonicenses 5:16-18

A muchas personas les preocupa no merecer el amor. Esto puede tener sus raíces en traumas que han tenido en el pasado. En situaciones adversas de la infancia o cercanas de la familia. Jesús nos trae siempre sus ejemplos en vida para que comprendas que hoy día estamos viviendo el logro y la realización de todas las metas que nos hemos planteado.

En su misión divina, puedes vivenciar distintas etapas de tu vida en que sentirás muy de cerca el reconocimiento de sus bendiciones.

Debes comprender que el reconocimiento no es algo material, eso no importa: lo que es importante es que te sientes bien con tu ser interior y con Dios.

Debes recordar siempre dedicar unas palabras de agradecimiento en tu oración cotidiana. Sentir un cálido abrazo de amor con tus pensamientos y plegarias, que te motivarán al día siguiente dar lo mejor de ti.

Publicidad


“Confía en Él Señor, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad”. Salmos 37:3

¿Te encuentras en un momento especial respecto a tu sensación de esperanza para con la Fe?

Poder pensar dónde estamos situadios en el camino de la vida, nos ayudará a comprender si necesitamos realizar algún tipo de enfoque en alguna cuestión o tema de nuestro recorrido.

Píensa en tí: fíjate qué te brinda paz a lo largo del día.  Tal vez sea algo sencillo, como dar una vuelta por la plaza o un parque, ir por algún café y deleitarte con algo de pastelería, conversar con un amigo o amiga, al cual no visitas hace tiempo o estar con tu mascota descansando. Enumera esos momentos y agradécelos en tu oración. Pide al Señor que siga brindándote la oporutnidad de vivir la vida con seres queridos, con salud y la posiblidad de ser feliz rodeándote de amor.


“Yo pongo toda mi esperanza en El Señor; mi alma espera en él, confío en su palabra”. Salmos 130:5

Tienes que ser consciente: tú eres la persona que decide sobre tu vida, sobre tus relaciones, sobre con quién compartes tiempo. También recuerda que tendrás una guía fundamental para avanzar en la vida. El Espíritu Santo.

Observa la realidad de tu vida en este momento: no las ideas trágicas que has creado de ella. Es verdad que te han ocurrido situaciones dolorosas, que te has decepcionado. Pero si tu deseas salir adelante, asimila las situaciones, aprende de los ejemplos que nos trajo Jesús y levántate. No te hundas en ese estado de crisis y lamentos. No te hace bien, no es lo que nuestro Salvador quiere para tí realmente.

Hay mucho más allá de las palabras que puedas leer o escuchar. Simplemente siéntate con la Biblia, con la Palabra Sagrada y encuentra distintos ejemplos y respuestas que te ayudarán a sanar esas dudas e incertidumbres.

Pide en oración a Dios por aquellas posibilidades que estaban en desarrollo. Intenta enfocarte en materializar tus sueños y anhelos. Las oportunidades nuevas están ahí latentes, esperando a que las tomes: El Señor siempre te dará una oportunidad nueva en cada día.





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Liberándote del Pasado

Reparando Heridas del Corazón