¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Julio: El Mes de la Realización Espiritual

Las emociones que se conecten con el corazón estarán más a flote. Conoce en el siguiente artículo el modo de avanzar hacia tu realización espiritual ahora.

Publicidad


“¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso.” Lucas 15:4-5

Para poder acercarnos con libertad y pasión hacia el Espíritu Santo, debemos comprender que El Señor estuvo y estará siempre a nuestro lado.

Simplemente debemos reconectar con algunas rutinas y cuestiones cotidianas que nos ayudarán a reflotar esa sensación de paz y seguridad para poder profundizar nuestro vínculo con el Señor.

La esperanza y la Fe son los pilares fundamentales para sanar y recuperar nuestra confianza en el sendero de luz e iluminación 

Publicidad


“Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra.” Mateo 13:4-5

¿Tienes a la oración como un recurso cotidiano en tu vida?

La gran ventaja de reconectarnos con el Espíritu Santo nos dará la posibilidad de acercarnos a los escenarios y problemas que se nos presenten con otra mirada.

Para poder evolucionar y crecer espiritualmente, se debe establecer un espacio adecuado para orar y agradecer todo aquello que se nos presentó en la vida como modo de aprendizaje.

Si queremos poner un objetivo de construcción espiritual, podemos comenzar hoy mismo. Las decisiones de hoy, te permitirán confeccionar un futuro más próspero.

Publicidad


“¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aún cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes.” Isaías 49:15-16

Para facilitar el tránsito de este sendero de amor y respeto por Dios, debemos recordar que cada situación y escenario que se nos presente será una oportunidad de acercarnos a la Fe.

Un vínculo con el Padre Celestial se basa en lograr equilibrar nuestras necesidades individuales y las necesidades de aquellas personas que realmente se nos acerquen en pedido de ayuda.

La honestidad con la que vivamos nuestra evolución en el conocimiento de la Fe, en su incorporación hacia nuestras decisiones cotidianas, serán el fiel reflejo de nuestro ser interior.

Anímate a ser feliz junto a Dios hoy mismo. Abre tu corazón y comparte con aquellas personas que más necesiten una bendición del Espíritu Santo.


“Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia.” Lucas 10:32-33

A veces nos olvidamos y perdemos de vista nuestro destino de Fe. No logramos conectarnos lo suficiente con la creación y entonces nos perdemos de nuestro eje.

Podremos recuperar ese camino espiritual que existe entre los hijos e hijas del Padre Celestial, aportando a la Gloria divina: esto nos ayudará a progresar como personas y logremos cuidar nuestros valores como seres del Reino de Dios.




Versículo diario:


Artículos anteriores

En La Puerta del Cielo

Registrando un Viaje Hacia tu Bienestar

Un Buen Ejemplo en la Vida