¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Demostrando Nuestras Bondades

Tendremos la oportunidad de ayudar y escuchar a las personas que se acercan en nuestro camino. En el siguiente artículo, recorreremos oportunidades que el Señor nos envía para poner en práctica cada don de su creación.

Publicidad


"Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo." Efesios 4:32

En el camino del Señor las situaciones no suceden como esperábamos, pero no por eso debemos sentirlo como una derrota personal.

Dios en su sabiduría divina nos está mostrando otras facetas y aprendizajes en nuestro recorrido. Hay que agradecer por las cosas que nos suceden. 

Sin importar lo que acontezca, debemos analizar la forma en la que miramos los eventos que nos ocurren. Es decir, que realmente no hay sucesos buenos o malos, es solo nuestra manera de percibir los acontecimientos.

¿Qué te parece si te das la oportunidad de cambiar la percepción? Una nueva perspectiva te dará nuevos aires, te quitarás las cargas pesadas de encima.

Solo acepta las cosas como se presentan. Debemos mantener una actitud positiva, no importa que la vida te mantenga por momentos con preocupaciones o situaciones en las que no sabes cómo proceder. Es importante levantarse y continuar junto al Espíritu Santo. Es necesario cambiar de enfoque y darte el permiso de ser más gentil con tu ser para lograr poder ayudar a otros seres.

Publicidad


"Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe." Gálatas 6:10

Dejar de juzgarnos y darnos la libertad de amar sin prejuicios, será la clave para poder acompañar a Jesús en este recorrido. Las bendiciones que nos conceden desde el Templo Celestial vienen a representar rayos de iluminación en el camino. La vida tiene un lenguaje más sutil, presta atención y fluye con el Espíritu Santo a toda hora y lugar.

Tenemos muchas bendiciones y dones en nuestro cuerpo. Nuestra mente y nuestra emocionalidad, fueron regalos que nos dio el Señor a cada persona para poder potenciarlas y ponerlas como instrumentos de sanación. Solo debemos comenzar a ser más conscientes de ello. 

El pedido de ayuda y de confianza de una persona cercana, un familiar, un amigo o amiga puede ser el comienzo de un espacio de sanación propia.

Publicidad


"El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus obras." Salmo 145:17

Siempre debemos conservar esperanzas en nuestro Padre Celestial. Muchas personas apoyan esta idea y es uno de los motores que mueve al mundo. Sólo es cuestión de Fe, ve paso a paso en la dirección que te fijaste dentro de tus propósitos en todos los ámbitos de tu vida.  Te darás cuenta que en algúm momento estarás ayudando a alguien con todo lo aprendido y expandido en tu universo espiritual, sólo recuerda mantener la esperanza en alto.

Parece un trabajo de hormiga, pero te vas a sentir muy bien, cuando veas que puedes ayudar a alguien en su camino de descubrimiento. Tu experiencia y tu voz conectada con el Espíritu Santo, pueden calmar y darle respiro a un ser que se encuentra pasando algún momento complejo de su tránsito.

Ya no tengas miedo, déjalo en el pasado y empieza a ser algo nuevo ahora, da un paso y otro, sigue adelante por este descubrimiento personal.

No eres igual a nadie, no te compares, tú eres tu mejor versión y tu ascenso es inevitable, ya que Jesús te guía. 


"En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas." Gálatas 5:22-23

Tampoco te sacrifiques por la felicidad de los demás, aprende a reflexionar y medir el alcance de tus palabras y tus actos.

Quienes verdaderamente te conocen, van a entender y te acompañarán en tu camino de la mano del Señor. Para empezar a hacer las cosas de una manera distinta, debemos comenzar hoy mismo en oración agradeciendo toda oportunidad de mejora en la vida.

Buscar la manera de expandir nuestros horizontes espirituales, más allá de nuestras necesidades propias, nos permitirá alcanzar las bendiciones del Señor.

Ser un puente de escucha activa, de una mirada  atenta y empática, con una voz que se encuentra encaminada por el sendero del bien y del amor del Espíritu Santo, será parte del plan divino de nuestro Padre.

La Gloria de Dios, en su inmenso plan de vida para sus hijos e hijas, requiere involucramiento y por eso es que debemos acercarnos a quienes requieran ayuda. Somos la voz del Señor, podremos dar amor y ayudar a quien lo necesite.





Versículo diario:


Artículos anteriores

Expresiones de Transformación Positiva

Conectando con un Futuro Esperanzador