¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Elevando Nuestro Espíritu Hacia el Infinito

El modo único de encontrarnos con el equilibrio emocional es buscando armonía en nuestro interior. En el siguiente artículo exploraremos el modo de alcanzar la paz superior.

Publicidad


“No que seamos suficientes en nosotros mismos para pensar que cosa alguna procede de nosotros, sino que nuestra suficiencia es de Dios.” 2 Corintios 3:5

Resulta clave poder comprender que el equilibrio emocional y espiritual nace desde las profundidades de nuestro ser. Acompañados por el Espíritu Santo, el Señor nos guía día a día por una senda de verdades y aprendizajes formados en la Fe y en la solidaridad.

Si logramos comprender que este tipo de guía muchas veces aparece en forma de  bendiciones únicas. Personas que se nos acercan en la vida solicitando ayuda. Otras veces, simplemente esos seres de luz, familiares, amigos y amigas cercanas que nos escuchan y nos levantan en los momentos difíciles, son los que nos recuerdan la fortuna que tenemos caminando junto a Dios.

Publicidad


“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” 2 Timoteo 1:7

También es importante saber que Dios sabe las respuestas necesarias para que libremos nuestra mente y nuestros sentimientos. Él nos conoce desde el inicio de nuestras vidas y fue el testigo de todo nuestro progreso y desarrollo personal. 

Entendemos que Dios nos ama como nos coreó y no nos juzga por nuestros pasados o por nuestras acciones.

El corazón de nuestro Padre está repleto de verdades y de un fuego que nos permite conservar únicamente todo aquello que nos hizo crecer y avanzar como hermanos y hermanas en la Fe.

¿De qué serviría acumular hechos malos que no nos permitieron crecer? ¿Pensamientos y remordimientos que te no permiten avanzar y tomar decisiones? 

Publicidad


“Porque el Señor es nuestro juez, el Señor es nuestro legislador, el Señor es nuestro rey; Él nos salvará.” Isaías 33:22

Nuestro Padre Celestial no te juzgará: él más que nadie desea que extiendas tu mano y tomes su alma para poder equilibrar tu corazón. 

Tienes que creer desde lo más profundo de tu interior en su palabra, su creación y en el Espíritu Santo.

Aferrarte a los pensamientos que Dios nos recuerda con sus palabra divina y sus actos de Fe, permitiéndonos desterrar aquellas hostiles y contrariadas ideas que nos mantienen perplejos y en tinieblas. Dios no rememora lo que hiciste, sino que nos da muchas oportunidades para sanar y poder encomendarte en su camino.


"Así también la Fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta." Santiago 2:17

Poder contar con el Padre Celestial, saber que nos ama sin importar lo hecho y recibirlo con el corazón y la mente abierta, resultará fundamental para poder reconocer todo aquello que necesitamos como personas en la Fe.

Responder de ahora en más con una actitud positiva y un compromiso de cambio y modificación de actitud hacia la Fe.

Invertir en el reinado del Padre Celestial nos brinda la esperanza de poder equilibrar nuestro ser.

Transportándonos mediante la lectura de la Biblia, elevando nuestro espíritu hacia los tesoros ocultos de su Palabra, estaremos avanzando hacia nuestro destino de vida eterna.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Un Balance Justo y Necesario

Diciembre: El Mes del Milagro Universal

Perdiendo el Rumbo del Camino