¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

¿En la Espera de una Respuesta Adecuada?

Si sigues esperando esa señal o esa respuesta que te ayude a evolucionar en tu vida comienza a abrir tus ojos ahora mismo. En el siguiente artículo encontrarás esas oportunidades que anhelas tanto.

Publicidad


"Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos. Un día transmite al otro la noticia, una noche a la otra comparte su saber." Salmo 19:1-2

La Fe es una parte fundamental de la vida de muchas personas, que les ayuda a encontrar un sentido y propósito en la vida, y a encontrar la fortaleza y la guía necesarias para enfrentar los desafíos y las adversidades que se presentan en el camino.

Sin embargo, en ocasiones, la desconexión con el Espíritu Santo puede llevarnos a perder el rumbo y alejarnos de la Gloria y las bendiciones del Señor. En este artículo, te mostramos cómo cultivar la Fe a través de la paciencia y la perseverancia.

El Espíritu Santo nos recuerda que los cielos cuentan la gloria de Dios, y que el firmamento proclama la obra de sus manos. Cada día y cada noche transmiten su sabiduría y conocimiento. Esto nos enseña que la creación de Dios está presente a nuestro alrededor, y nos invita a conectarnos con Él y con la naturaleza para encontrar la paz y la serenidad necesarias para cultivar la Fe.

Publicidad


"En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo." Filipenses 3:20

Es importante comprender que la Fe es un proceso que lleva tiempo y esfuerzo. No es una solución inmediata, y tampoco se resuelve automáticamente.

La Fe requiere dedicación y perseverancia, y puede implicar ajustar y equilibrar nuestras prácticas y espacios de vida para profundizar nuestra conexión con Dios.

Se nos recuerda que somos ciudadanos del cielo y que anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo. Esto significa que nuestra verdadera casa está en el cielo, y que nuestra verdadera misión en la vida es seguir los mandatos de Dios y cumplir con su plan divino.

Publicidad


"Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra." Colosenses 3:2

Para hacer esto, es necesario dedicar tiempo a la oración, a reconectar con la Palabra Sagrada y a ponerse a disposición del Espíritu Santo. La oración es una herramienta poderosa que nos ayuda a comunicarnos con Dios, a compartir nuestras alegrías y tristezas, y a pedir su guía y protección.

La lectura de la Biblia también es esencial para fortalecer la Fe, ya que nos permite conocer los mandatos de Dios y las enseñanzas de Jesucristo.

Dios nos enseña que debemos concentrar nuestra atención en las cosas de arriba, y no en las de la tierra.

Esto significa que debemos enfocarnos en las cosas que realmente importan, como nuestra conexión con Dios y nuestra relación con los demás, en lugar de preocuparnos por las cosas materiales y superficiales de la vida.


"El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre." 1 Tesalonicenses 4:16-17

Al mantener nuestra atención en las cosas del cielo, podremos avanzar en nuestro camino hacia la Fe, sin distracciones ni desviaciones.

Si bien es cierto que no tenemos todas las respuestas, ni todas las garantías aseguradas, podemos avanzar con acciones y hechos concretos, ubicándonos cerca del Espíritu Santo, para estar seguros de nuestra conexión en profundidad con Dios.

Es importante recordar que el camino de la fe no es un camino fácil. A menudo, habrá obstáculos y desafíos en el camino, pero es importante perseverar y mantener la fe en Dios.  

Cuando enfrentamos dificultades en la vida, es fácil sentirnos abrumados y perdidos. Pero es en estos momentos que debemos recordar que Dios está con nosotros y que nunca nos abandona.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Verificando la Fe en Nuestro Interior

Extiende la Alegría a tu Hogar

Decidiendo un Futuro de Paz

El Ejercicio Justo para el Corazón

Reviviendo Nuevamente la Esperanza

Aprendiendo de lo que Ya Vivimos