¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Es Cuestión de Poder Sentir el Amor Infinito

La única manera de poder encontrarnos con el amor infinito del Señor es abriendo nuestros corazones. En el siguiente artículo exploraremos el modo de alcanzar la paz superior.

Publicidad


"Así también la Fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta." Santiago 2:17

En el viaje de la vida, cada paso, cada decisión, se convierte en una danza delicada entre nuestras emociones y nuestra espiritualidad. La búsqueda de equilibrio no es solo un ejercicio mental, sino una exploración profunda desde las raíces de nuestro ser. En este fascinante trayecto, nos acompaña el Espíritu Santo, una presencia divina que ilumina nuestra senda con verdades eternas y aprendizajes impregnados de fe y solidaridad. 

Si reflexionamos, descubriremos que estas guías a menudo se manifiestan como bendiciones únicas. Personas que llegan a nuestras vidas buscando ayuda o simplemente seres de luz, familiares, amigos cercanos, que nos escuchan y levantan en los momentos difíciles, recordándonos la fortuna de caminar junto a Dios.

Publicidad


“No que seamos suficientes en nosotros mismos para pensar que cosa alguna procede de nosotros, sino que nuestra suficiencia es de Dios.” 2 Corintios 3:5

Es crucial entender que Dios posee las respuestas necesarias para liberar nuestras mentes y emociones. Nos conoce desde el inicio de nuestras vidas, siendo testigo de nuestro progreso y desarrollo personal. En su amor incondicional, no nos juzga por nuestro pasado o nuestras acciones.

El corazón del Padre está lleno de verdades y de un fuego purificador que nos permite retener solo lo que nos hizo crecer como hermanos y hermanas en la fe. Acumular malas experiencias solo serviría para estancarnos. ¿Qué sentido tendría retener pensamientos y remordimientos que nos impiden avanzar y tomar decisiones?

Publicidad


“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” 2 Timoteo 1:7

Nuestro Padre Celestial no nos juzgará; más bien, desea que extendamos nuestra mano y tomemos su guía para equilibrar nuestros corazones. La creencia profunda en su palabra, en su creación y en la guía del Espíritu Santo es esencial.

Aferrémonos a los pensamientos que Dios nos revela a través de su palabra divina y sus actos de fe, desterrando ideas hostiles que nos mantienen en la oscuridad. Dios no recuerda lo que hicimos, sino que nos brinda oportunidades para sanar y encomendarnos a su camino.

Contar con el Padre Celestial, sabiendo que nos ama sin importar nuestro pasado, recibirlo con el corazón y la mente abiertos, es fundamental para reconocer lo que necesitamos como personas de fe.


“Porque el Señor es nuestro juez, el Señor es nuestro legislador, el Señor es nuestro rey; Él nos salvará.” Isaías 33:22

A partir de este momento, respondamos con una actitud positiva y un compromiso de cambio hacia la fe. Invertir en el reino del Padre Celestial nos ofrece la esperanza de equilibrar nuestro ser. A medida que exploramos las riquezas ocultas de su palabra a través de la lectura de la Biblia, elevamos nuestro espíritu hacia un destino de vida eterna. Este viaje no solo transforma nuestras emociones y espiritualidad, sino que nos permite danzar en armonía con la guía divina del Espíritu Santo.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Oraciones y Plegarias del mes de Marzo

Superando Etapas del Pasado

Retomando el Contacto Celestial

Verificando la Fe en Nuestro Interior

Extiende la Alegría a tu Hogar

Decidiendo un Futuro de Paz