¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Incorporando los Motivos Adecuados

Si conocemos los momentos en los que podemos pedir ayuda estaremos más felices. Descubre en el siguiente artículo de que manera podemos superarnos día a día.

Publicidad


"Pues aún los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.” Lucas 12:7

Por momentos olvidarmos los pilares fundamentales de la Fe y del Espíritu Santo, transitando senderos y caminos poco concurridos por el Señor.

Si logramos mantener y profundizar un vínculo que nos permita afianzar la relación con el Señor, podremos ver dentro de nuestro corazón y encontraremos las respuestas para comprender lo que podemos hacer junto a Él.

El Espíritu Santo nos proveerá del consejo divino para retomar la paciencia, la escucha empática y el entendimiento con nuestros seres queridos, amigos, amigas, personas de luz que se nos acercan en nuestro camino para ayudarnos a sanar.

Cada ser que aparezca en nuestro sendero nos ayudará a comprender nuestro destino de Fe. La sabiduría de Dios se encuentra en todo lo que tenemos a nuestro alrededor y en todos aquellos seres de luz que aparezcan.

Publicidad


“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremías 33:3

Sin importar cómo se nos presente una persona o una situación, es en aquellos momentos en los que debemos confiar en que siempre -tarde o temprano- hay una solución. 

La Palabra del Señor ante este tipo de situaciones es la clave de todo. Donde encontraremos definitivamente a través de la oración y de las bendiciones del Padre Celestial una luz que nos guiará cueste lo que cueste. Por eso es importante hacernos del tiempo diario para reunirnos con el Padre Celestial y aprender de su sabiduría divina.

Recordemos que orar es la mejor vía de comunicación con Dios, encontraremos la mejor versión nuestra en cada paso que demos hacia Él y su luz de amor.

El respeto y la esperanza de que todo será mejor ahora que estamos en sus manos será tu manto que guíe tus decisiones y acciones cotidianas.

Publicidad


“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza.” Romanos 5:3-4

Poder encontrar el momento del día para conectar con Dios es fundamental. 

Cultivar nuestra espiritualidad, en silencio, meditando sobre lo que nos ocurre, pudiendo conectar con El Señor para recibir su escucha, su guía y su inmensa sabiduría, nos mantendrá siempre en buena compañía y con una ventaja clave: su misión de vida eterna.

También recuerda que es probable que estemos aprendiendo algo, pasando por una prueba que amerita una nueva versión de nuestro ser interior y de nuestra espiritualidad.


Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.” Romanos 12:18

Tratar con distintos seres humanos en los ámbitos del trabajo, la universidad o muchas veces en un evento social, nos pone a prueba. Nos ubica en un lugar de comprensión y adaptación constante, comprendiendo que esas personas tienen también sus aprendizajes y que debemos intentar guiarlos.

Debemos adoptar la manera de vivir en paz, ya que nuestro ejemplo de amabilidad y cooperación fácilmente puede “contagiar” a aquellas personas que nos observan y nos rodean en este momento de la vida.

Este es un momento clave para que puedas enmendar los errores del pasado y puedas tomas las riendas de tu vida para dar ese salto de Fe y esperanza necesario para sentirte en plenitud.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Diciembre: El Mes del Milagro Universal

Perdiendo el Rumbo del Camino

El Nacimiento de Algo Especial