5 ideas para tener a Jesús como modelo a seguir por las nuevas generaciones

Hablar a las nuevas generaciones acerca de Dios no es tarea tan difícil, tan sólo debemos nosotros comenzar a mirarlo como lo que realmente fue. Encuentra en estos pasajes el modo de acercarte a los más jóvenes con la palabra del Señor.

Publicidad

Un Dios pero una persona

“Porque yo lo he escogido para que mande a sus hijos y a su casa después de él que guarden el camino del Señor, haciendo justicia y juicio, para que el Señor cumpla en Abraham todo lo que Él ha dicho acerca de él.” Génesis 18:19

Desde niño tuve esa imagen de Dios que es la que veía tanto en las Biblias ilustradas y en el templo, evocaciones renacentistas y por momentos algo traumatizantes. El concepto de mostrar a las nuevas generaciones un Dios más humano significa mucho en términos de situar a los jóvenes en un lugar más cercano a Cristo, a efectos de lograr una empatía más real a la hora de hablar de Dios.

Publicidad

Un revolucionario


“Y ahora, Israel, ¿qué requiere de ti el Señor tu Dios, sino que temas al Señor tu Dios, que andes en todos sus caminos, que le ames y que sirvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, y que guardes los mandamientos del Señor y sus estatutos que yo te ordeno hoy para tu bien?” Deuteronomio 10:12-13

Porque Cristo desafió los dogmas establecidos en una época particularmente violenta con un impero establecido; porque Su mensaje de que la ley primera es la de amarnos los unos a los otros contradecía todos los valores de poder de la época.

Publicidad

Un héroe


“Pero a ese profeta o a ese soñador de sueños se le dará muerte, por cuanto ha aconsejado rebelión contra el Señor tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto y te redimió de casa de servidumbre, para apartarte del camino en el cual el Señor tu Dios te mandó andar. Así quitarás el mal de en medio de ti.” Deuteronomio 13:5

Recordemos que Cristo no sólo impartía Su palabra, sino que también era consecuente y asumía los riesgos de Sus dichos, aunque a veces atentaran contra Su propia vida. Eso nos demuestra lo heroico de Dios, al entregar a Su propio hijo por nuestra salvación.

Un líder nato


“Solamente guardad cuidadosamente el mandamiento y la ley que Moisés, siervo del Señor, os mandó, de amar al Señor vuestro Dios, andar en todos sus caminos, guardar sus mandamientos y de allegarse a Él y servirle con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma.” Josué 22:5

Recordemos que no por nada tantos fieles seguían a Jesús; recordemos también quiénes lo seguían: no eran personas ricas, eran todos pobres, gente sin esperanza a la que Dios les cobijó y les dijo que para ellos también estaba extendida la invitación al paraíso, a un mundo en el que no les faltaría nada.

Todo amor


“Pero Él sabe el camino que tomo; cuando me haya probado, saldré como el oro. Mi pie ha seguido firme en Su senda, Su camino he guardado y no me he desviado. Del mandamiento de Sus labios no me he apartado, he atesorado las palabras de Su boca más que mi comida.” Job 23:10-12

Porque finalmente todo se remite al mensaje que Dios quiso mandar, a que nada es posible sin amor. Y el mensaje sí que llego, y mucho tiempo después nuestros hijos conocen el mensaje que no cesa de circular.